Con u$s 5000 millones construyen un centro deportivo más grande que Disney y el Vaticano

Con u$s 5000 millones construyen un centro deportivo más grande que Disney y el Vaticano

Será la sede de Los Angeles Rams y de Los Angeles Chargers , ambos equipos de la NFL. Además, tendrá 2500 viviendas, hoteles y parques por 10 hectáreas. 

Con un costo de u$s 5000 millones según The Washington Post; en el distrito de Inglewood, Los Angeles, se está construyendo el centro deportivo más grande y caro del mundo.

Su nombre formal es LA Stadium & Entertainment District, e incluye un estadio que podría superar las 100.000 personas para eventos especiales; un centro de rendimiento con 6000 asientos bajo un techo que anclará un complejo de 1,2 kilómetros cuadrados, edificios de oficinas, tiendas, restaurantes, 2500 viviendas, hoteles y un poco más de 10 hectáreas de parques. Es tres veces y medio más grande que Disneyland (California) y dos veces más grande que la ciudad del Vaticano.

El desarrollo multiuso circundante, que incluye una sede de un poco más de 2 hectáreas para NFL Media y NFL Network, se construirá en etapas e impulsará el costo total del proyecto.

El ideólogo de este colosal proyecto es el propietario de Los Angeles Rams, E. Stanley Kroenke, un magnate nacido en Missouri, quien se tomó en serio la insistencia del Comisionado de la NFL Roger Goodell de que cualquier nuevo estadio construido para el regreso del fútbol americano profesional a Los Angeles debe ser icónico y servir de hogar a dos equipos. Además de los Rams, quienes se mudaron de St. Louis en 2016, la ciudad es también el nuevo hogar de los Chargers, que solían jugar en San Diego.

 

"El proyecto más ambicioso del mundo" está en el desierto y costará u$s 500.000 M

Aunque la organización Kroenke no confirmó el costo ni proporciona detalles de su plan de financiación con fondos privados, los propietarios de la NFL acordaron elevar su exención de la deuda para adaptarse al proyecto. Eso ayudará a cubrir el costo del estadio y la infraestructura esencial, como servicios públicos, estacionamientos y carreteras, de acuerdo con una fuente familiarizada con el plan de varios años.

Más allá del préstamo, Kroenke está invirtiendo u$s 1600 millones en capital personal, una inversión sin precedentes entre los propietarios de la NFL, que tienen una rica tradición de construir estadios con el dinero de otras personas.

Incluso entre los demás propietarios de la NFL, la riqueza de Kroenke es notable, valorada en u$s 8500 millones por la revista Forbes. Su esposa, la heredera de Walmart, Ann Walton Kroenke, tiene su propia fortuna, valorada en $ 6600 millones.

La venta de licencias de asientos (SSL), que se ha convertido en una fuente importante de fondos para estadios de la NFL durante los últimos 20 años, también sufragará los costos de construcción. Tanto los Rams como los Chargers requieren de estos ingresos, además del precio regular de las entradas. Los precios de SSL de los Rams son ligeramente más altos que los de los Chargers, que van desde u$s 1000 hasta u$s 15.000 por asiento, dependiendo de la ubicación y las comodidades.

Los SSL para asientos del club, que vienen con privilegios adicionales, cuestan entre u$s 15.000 y u$s 100.000. En un primer momento, sin embargo, ambos equipos reembolsarán el precio total de los SSL después de 50 años.

Fuera de Estados Unidos, los estadios con presupuestos superiores a u$s 1000 millones son raros. Se puede mencionar al Wembley Stadium, que cruzó la marca en 2007.