MIÉRCOLES 13/11/2019
Una expo de diseño explora los desafíos del código de edificación porteño

Una expo de diseño explora los desafíos del código de edificación porteño

'Diseño en acción', en Proa, hace foco en las problemáticas derivadas de las nuevas leyes de planeamiento urbano y el cambio de paradigma en la moda.

¿Qué pasaría si finalmente el Riachuelo se sanease? ¿Cómo es vivir en 20 m2, el mínimo permitido según las nuevas leyes de la Ciudad de Buenos Aires? ¿Cuál es el vínculo actual entre la ropa y quienes la consumen? Estos interrogantes sirven como puntapié para sumergirse en 'Diseño en acción. Intersecciones contemporáneas', la muestra en Fundación PROA que se propone poner en evidencia la influencia del diseño en la vida cotidiana, en aspectos que requieren una segunda mirada para revelársenos.

Los focos de la exhibición son tres: el diseño en el espacio a habitar; el diseño en la cerámica y el diseño de moda. Cada uno fue curado por un especialista diferente, con puntapiés específicos. Aunque no dialogan entre sí, el hilo conductor 'diseño' basta para crear una exhibición coherente donde se destaca el trabajo realizado por el curador Martín Huberman sobre los efectos de leyes vinculadas al urbanismo en la vida diaria.

Una completa línea de tiempo abre el recorrido, construida en base a todas las formas en las que el diseño se materializó a lo largo de la historia. Los vaivenes políticos y sociales impulsaron distintas manifestaciones del diseño en la Argentina, y la investigadora Larisa Matovani se encarga de llenar las paredes con sus alcances.

En la segunda sala, Huberman trabaja sobre tres leyes recientemente sancionadas que atraviesan la vida cotidiana de forma sutil, pero cuyos efectos se enquistan hasta naturalizarse: Ley de Basura Cero, el Nuevo Código de Urbanismo y Edificación porteño y la Ley de Generación Distribuida. La curaduría se sostiene sobre la crítica a los negocios detrás de cada normativa, al corrimiento del diseño como actor político, social y cultural y el llamado a “dejar de lado el rol de meros ejecutores de agendas ajenas para ser proyectistas de nuestro propio futuro”.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Fundación Proa (@fundacion_proa) el

La primera norma, que propone un nuevo esquema de separación de residuos domésticos, es trabajada con el fin de erradicar la idea de que una vez retirada de nuestro hogar la basura se convierte en un problema ajeno. El video de los artistas Nacho Unrrein y Hérnán Pedrós, ''Todo lo que no sirve', muestra el recorrido de un camión que retira los volquetes con escombros. ¿Hacia dónde van cuando abandonan el paisaje urbano? ¿Qué se hace con todos esos desperdicios de obra tan imposibles de condensar para el ser humano?

El Nuevo Código de Urbanismo y Edificación porteño reduce de 32 a 21 m2 el tamaño mínimo permitido para comercializar como vivienda. La lógica de Huberman indica que la vida cotidiana se achicará al mínimo y relegará al ámbito público aquellas actividades secundarias en un esquema de supervivencia como el estudio y el entretenimiento. Caza Estudio + MAPA (Nina Carrara, María Zamtlejfer e Inés Molinari) realizó para 'Nueva Unidad Mínima' una mezcla del prototipo del monoambiente de 21 m2 y todos aquellos objetos en los que se rastrean huellas de la vida cotidiana que quedarían por fuera del espacio físico

Por último, la Ley de Generación Distribuida posibilita que los usuarios domésticos sean proveedores de energía a la red general a partir de la instalación en sus hogares o comercios de fuentes de energía renovable. En esta instancia el curador plantea un futuro no muy lejano donde la ausencia de un plan de diseño resultó en una proliferación de paneles y otros dispositivos desordenada, expansiva, desregulada e individualista.

La obra 'Umbral electrónico' de CCPM Arquitectos, un instalación audiovisual site specific, muestra la vista de Vuelta de Rocha desde la ventana de PROA a medida que se proyectan los efectos de un eventual saneamiento del Riachuelo y la instalación de dispositivos de generación de energía en sus alrededores. La recuperación del lugar abre el juego a la especulación inmobiliaria donde priman el desorden y el negocio.

Variaciones de la cerámica

La sala 3 de 'Diseño en Acción' recorre las diferentes posibilidades de la cerámica, desde sus posibilidades de creación en su instancia más rústica hasta la impresión en 3D. “Las obras exhibidas confirman que el horizonte de la cerámica ha dejado de ser analógico para incluir la tecnología digital y la robótica”, escribe la curadora Olga Martínez.

Los profesionales exhibidos son definidos como “creadores contemporáneos” y escapan a la disciplina artística. Son ceramistas, artesanos, ingenieros y diseñadores cuyos objetos exploran el material, el diseño y las aplicaciones en la vida cotidiana. “En todos –apunta Martínez- coincide el valor por lo procesual, por ir más allá del material o de sus saberes disciplinares”.

La moda que se vincula

Por último, la curadora María Laura Carrascal propone una mirada a la moda argentina actual donde la relación entre el diseñador y el consumidor encuentra otros ejes más allá del consumo y la tendencia. Las “preocupaciones del diseño contemporáneo argentino”, como apunta, se trasladaron en los últimos tiempos a una comunión entre todas las partes del proceso, que comparten valores sociales y obran en función de ellos.

Sustentabilidad, nuevas tecnologías, confrontación del binarismo de género son motivos que atraviesan la selección de prendas dispuestas en un ámbito oscuro, con luces de neón, en maniquíes que parecen estar un instante antes de cobrar vida y salir a habitar el espacio.

“Diseño en Acción. Intersecciones contemporáneas” puede visitarse en Fundación PROA, Av. Pedro de Mendoza 1929, hasta el 9 de junio.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Shopping