Museo de Arte Moderno: un comité público-privado sumará obras a su colección de 7000

Museo de Arte Moderno: un comité público-privado sumará obras a su colección de 7000

Tendrá a su cargo escoger los trabajos que se sumarán al acervo del museo porteño, con el mayor patrimonio de piezas de arte contemporáneo local e internacional del siglo XX y XIX.

El Museo de Arte Moderno de Buenos Aires anunció la creación de un comité de adquisición de obras de arte para sumar a su patrimonio, integrado en la actualidad por más de 7000 piezas de arte moderno y contemporáneo argentino e internacional de los siglos XX y XXI.

La directora de la institución, Victoria Noorthoorn, anunció la creación de un comité público-privado que mantendrá reuniones periódicas con representantes del museo en las que se presentarán preselecciones, realizadas por las áreas de Dirección, Curaduría y Patrimonio de la institución, de las potenciales obras a ser adquiridas.

Las obras serán finalmente seleccionadas por la votación mayoritaria de los miembros del comité.

“A partir de la creación del comité de adquisiciones, El Moderno continúa promoviendo la pluralidad de tendencias artísticas contemporáneas, transmitiendo su valor a la comunidad e incitando al debate y la reflexión teórica”, afirmó Noorthoorn.

El Museo de Arte Moderno fue fundado en 1956 por Rafael Squirru, quien fuera su primer director y acompañó a los artistas de su tiempo abriendo puertas para el desarrollo del arte argentino tanto en el país como en el exterior.

Desde el día en que inició su tarea, Squirru comenzó a construir el patrimonio del Moderno, a través de un importante programa de adquisiciones que continuó Hugo Parpagnoli, quien le sucedería en la dirección del museo entre 1963 y 1971.

Durante su gestión como director del museo, Squirru apoyó a artistas que empezaban a surgir y tenían una posición estética rupturista. Poco a poco gestionó exposiciones y adquisiciones de obras que habrían de formar parte de la colección del Moderno.

En 1959 recibió las primeras donaciones de obras de artistas uruguayos y a concretar adquisiciones de obras de Alberto Greco, Kenneth Kemble, Luis Alberto Wells, Luis Felipe Noé, Miguel Ángel Vidal, Eduardo Mac Entyre, Raquel Forner y Antonio Berni, entre muchos otros.

Parpagnoli, que continuó con la misión de Squirru, adquirió una gran cantidad de grabados de Pablo Picasso, Henri Matisse, André Derain, Hans Arp, Joan Miró, Francis Picabia, Paul Klee, Marc Chagall y Salvador Dalí. También ingresaron al Moderno obras de artistas como Alberto Heredia, Juan Carlos Castagnino, León Ferrari, Víctor Magariños, Manolo Millares, Emilio Renart, Rubén Santantonín, Ernesto Deira y Jorge de la Vega y se recibieron donaciones del Fondo Nacional de las Artes.

El acervo continuó expandiéndose a lo largo de los años. Durante las dos gestiones de Guillermo Whitelow (1971-1973 y 1977 - 1983) se recibieron importantes donaciones, como en 1980 y 1981, cuando ingresó la colección del Dr. Ignacio Pirovano, donación realizada por su hermana Doña Josefina Pirovano de Mihura. Se trata de una importante colección de 59 obras de arte moderno de artistas nacionales e internacionales, entre ellos, siete George  Vantongerloo, un Josef Albers, serigrafías de Piet Mondrian, Francis Picabia y otros artistas, como Tomás Maldonado.

En 1999 se dio inicio a la conformación de la colección Fotografía Argentina con el acento puesto en los lenguajes más renovadores de la disciplina y que se sumó a la colección ya existente. Este corpus, el primero de arte fotográfico de arte argentino, contiene alrededor de 300 obras. Las mismas incluyen fotografías y creaciones artísticas de soporte fotográfico que abarca más de medio siglo de producción, entre las que se encuentran obras de Anne Marie Heinrich, Anatole Saderman, Pedro Otero, Grete Stern, Jorge Roiger, Sameer Makarius, Horacio Coppola, Sara Facio, Julie Méndez Escurra, Dalila Puzzovio, Juan Travnik, Alicia Sanguinetti, Helen Zout, Marcelo Grossman, Gabriel Valansi, Leandro Katz, Alejandro Kuropatwa, Liliana Porter, Marie Orensanz, Miguel Rothchild, Ar Detroy, Graciela Hasper y David Lamelas, entre otros.

En el año 2000, bajo la conducción de Laura Buccellato, el museo recibió el legado de Alberto Heredia: un corpus de 500 obras del artista, obras de otros artistas argentinos y también su propio departamento ubicado en la Av. Caseros 828. Su biblioteca, su archivo documental y sus objetos personales fueron catalogados recientemente e incorporados al archivo histórico del museo.

Buccellato creó la colección de Diseño Industrial y Diseño Gráfico, con el asesoramiento de Ricardo Blanco (1940- 2017). A su vez realizó las gestiones necesarias para recibir la donación de un conjunto de obras presentadas en la exposición Últimas Tendencias (2002).

La colección del Museo de Arte Moderno sigue creciendo bajo la gestión de Noorthoorn, durante la cual se han adquirido unas 50 obras, entre las que se incluyen importantísimas donaciones. En 2014, la Fundación Augusto y León Ferrari Arte y Acervo donó 72 obras sobre papel de León Ferrari.

En 2015,tras presentarse La Menesunda según Marta Minujín, una reconstrucción fiel de la mítica obra producida en 1965 por Marta Minujín y Rubén Santantonín, la obra se incorporó al patrimonio del Museo gracias al cálido gesto de Minujín.

En 2017, el Museo recibió la generosa donación de la Colección Patricia Phepls de Cisneros (CPPC), que consiste en 8 obras, de Ernesto Ballesteros, Alejandro Corujeira, Matías Duville, Eduardo Navarro, Elisabet Sánchez y Judi Werthein. Durante el 2019 el Comité de Adquisiciones sumó las siguientes obras: Dos payasos de Germaine Derbecq, Entes extraños. Epopeya del ser Beta (verso y reverso) de Elda Cerrato, San Sebastián de Santiago García Sáenz y La boca del infierno de Florencia Bohtlingk.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Shopping