Escándalo en Reino Unido: el príncipe Enrique y Meghan Markle quieren dejar la realeza, pero la reina les pone un freno

Los duques de Sussex anunciaron que buscarán ser financieramente independientes y no seguirán representando a la monarquía. Isable II emitió un comunicado donde aclara que las intenciones de su nieto no se ejecutarán de forma inmediata.

Escándalo en Reino Unido: el príncipe Enrique y Meghan Markle quieren dejar la realeza, pero la reina les pone un freno

A sus 93 años, y 67 de reinado, Isabel II del Reino Unido aún debe recordarle a su familia directa quién manda en la familia. Luego de conocerse que su nieto, el príncipe Enrique anunciase que él y su esposa, la ex actriz estadounidense Meghan Markle, planean dejar sus roles como miembros de la familia real, la monarca emitió un comunicado donde le puso un freno a sus intenciones.

La pareja, que son conocidos como los duques de Sussex, un título otorgado por la reina tras contraer matrimonio en 2018, emitió un comunicado donde afirmaron: "Tenemos la intención de dar un paso atrás como miembros seniors de la Familia Real y trabajar para ser financieramente independientes, sin dejar de apoyar plenamente a Su Majestad la Reina”.

Los duques indicaron también que planean vivir entre el Reino Unido y Estados Unidos. “Este equilibrio geográfico nos permitirá criar a nuestro hijo con una apreciación de la tradición real en la que nació, al tiempo que brinda a nuestra familia el espacio para centrarse en el próximo capítulo, incluido el lanzamiento de nuestra nueva entidad caritativa”, aclararon.

La noticia parece haber agarrado por sorpresa a la reina. Horas después de conocerse, Isabel II emitió su parecer también a través de un comunicado. En el breve texto sostuvo que “las discusiones con el duque y la duquesa de Sussex están en una etapa temprana. Entendemos su deseo de adoptar un enfoque diferente, pero estos son problemas complicados que llevarán tiempo resolver”.

Enrique y Meghan se casaron en mayo del 2018 en una ceremonia en el Castillo de Windsor, y en mayo del 2019 tuvieron su primer hijo, un niño al que llamaron Archie Harrison Mountbatten-Windsor. Desde que se formalizó su relación en 2017 la pareja ha tenido un perfil público alto.

Enrique, de 35 años, está actualmente en el sexto lugar en la línea de sucesión al trono y había muchas especulaciones en los medios de que él y Meghan, de 38 años, planeaban alejarse de la vida pública desde su regreso este mes de unas vacaciones de seis semanas en Canadá.

El año pasado, Enrique dijo que había tenido desacuerdos con su hermano mayor, el príncipe Guillermo, quien es el segundo en la fila para acceder al trono, y tanto Enrique como Meghan han tenido una relación tensa con algunos periódicos británicos.

A fines de diciembre se había conocido que los duques solicitaron registrar como marca el nombre de su fundación benéfica, Sussex Royal, según un documento publicado en el sitio web de la Oficina de Propiedad Intelectual.

Enrique y Meghan establecieron su propia fundación este año, separándose del vehículo filantrópico Royal Foundation que compartían desde hace una década con el príncipe Guillermo y su esposa Catalina.

La solicitud de marca cubre una amplia gama de productos y servicios, desde libros y ropa hasta campañas educativas y benéficas.

La Oficina de Propiedad Intelectual dijo que la aplicación fue presentada en junio por Sussex Royal, The Foundation Of The Duke And Duchess Of Sussex, y publicada el 20 de diciembre.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar