El problema del orden en las viviendas con poco espacio

El problema del orden en las viviendas con poco espacio

Las cabezas de familia, sobre todo los hombres y mujeres de clase trabajadora, se encuentran en algún momento de su vida familiar con el problema del espacio, del orden en sus viviendas y la aglomeración de objetos.

Con el paso del tiempo, sobre todo si habitamos un piso que no suele tener dimensiones demasiado elevadas, vamos acumulando objetos, recuerdos, regalos y en general todo tipo de elementos que ocupan espacio y crean desorden y caos.

Para dar el primer paso de crear un espacio más habitable, más amplio y ordenado, debemos concienciarnos y realizar un poco de autocrítica, tenemos que comprender que los objetos que poseemos no nos dan una identidad, no somos lo que tenemos, más bien todo lo contrario, volviéndonos con el tiempo esclavos de las cosas, “lo que poseemos te poseerá” como citaba Tyler Durden (Brad Pitt) en la controvertida película El Club de la Lucha.

Debemos realizar un análisis concienzudo de los objetos que tenemos y realizar una limpieza en profundidad, desechando todo lo que no represente en realidad una utilidad o un recuerdo íntimo, personal e insustituible. Todo lo demás lo podemos donar o tirar directamente al contenedor que corresponda.

Una vez que hemos ganado espacio, y nos hemos quitado el peso de la acumulación innecesaria, procederemos a estudiar las diferentes estrategias para mantener el orden en casa, como por ejemplo, el famoso y eficaz método konmari que podemos entender en la revista digital Decoración 2.0 de forma sencilla para poder llevarlo a la práctica en nuestros propios hogares.

El mantenimiento del orden

Una vez que tenemos un método realmente eficaz para el orden de nuestros hogares deberemos seguir una rutina, que lo más complicado para mantener ese orden y que no vuelva a estar todo como si de un campo de batalla se tratara a los pocos días de haber conseguido y establecido un buen modelo de conseguir que todo esté ordenado.

Las estrategias a seguir para que no se pierda este trabajo comienzan con un nuevo cambio de mentalidad. Solemos dejar un día a la semana o al mes para trabajar en el orden y la limpieza en exclusiva, mientras pasan los días acumulándose este problema y haciéndonos la vida más incómoda por momentos.

El cambio de mentalidad pasa por plantearse una serie de normas que vamos a ir implementando y acometiendo de manera natural en las actividades diarias en nuestros hogares.

Comenzaremos por la primera, que es la de no realizar ningún viaje en vano, es decir, si vas al baño, recoge lo que veas en tu camino, si vas a la cocina, coloca lo que tu

compañera, compañero o hijos dejaron olvidado y colócalo adecuadamente, siguiendo con la regla de los dos minutos, que consiste en arreglar u ordenar aquello que no lleve más de dos minutos hacerlo cuando no se disponga de tiempo o ganas, o en el mismo momento en que aparezca el problema para que no empeore y nos lleve más tiempo su solución. La regla de los 5 minutos es la misma, pero con un propósito más eficaz, el de instalar en tu mente el mecanismo que hará que comiences un trabajo que puede llevarte cinco minutos.

Podemos recurrir también a la regla de las 5 superficies, que son aquellas que cada noche, antes de irnos a dormir, deben quedar limpias y despejadas. Estas son la encimera, el fregadero de la cocina, la mesa sobre la que todos comemos, la repisa del cuarto de baño y el suelo del salón.

Un espacio limpio y ordenado, con toda seguridad, ofrecerá ideas y actividades que realizar dentro de casa. Con un ambiente más saludable, con toda probabilidad, la creatividad y las ganas de divertirse en familia inundarán toda la casa.

Cosas para hacer en familia en una casa ordenada

Pocas cosas pueden superar a un día familiar, en el que las preocupaciones quedan fuera del hogar y pasamos el tiempo dedicándonos los unos a los otros y a divertirnos, a jugar, a reír contando chistes o con cualquier tipo de actividad que elijamos, a contar cuentos o a realizar actividades manuales.

En este sentido, las actividades manuales están consideradas como uno de los mejores métodos para pasar el tiempo de manera divertida, al mismo tiempo que se está desarrollando la imaginación, la creatividad y la fantasía de los más pequeños, incluyendo la mejora de su potencial intelectual.

Por esto, siempre es interesante tener material para manualidades en casa, como por ejemplo goma eva, pero, ¿Qué es la goma EVA? Y ¿Cómo puede ayudar a los niños y divertir a la familia? Las respuestas a estas preguntas las tienes en el enlace sugerido, baste con la breve introducción de decir que es un material que, entre sus muchas características, es muy fácil trabajar, de manipularlo y pegar, cortar y pintar sobre él. Es impermeable y no es tóxico.

Un material estupendo para realizar mil y un trabajos decorativos con los niños, pero también en soledad, para pasar el tiempo de forma relajada creando lo que nuestra mente sea capaz de imaginar.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Shopping