Super Bowl 2020: el show de Shakira y Jennifer Lopez en el medio tiempo

Shakira y Jennifer Lopez son las primeras cantantes latinas en protagonizar el show de medio tiempo del Super Bowl, la final del fútbol americano. Cantaron sus grandes éxitos en un concierto histórico de 15 minutos.

La final de la National Football League 2020 (NFL), conocida como el Super Bowl, se disputó el domingo 2 de febrero.

Más allá de la contienda deportiva, que consagró campeón a Kansas City Chiefs por 31-20 ante San Francisco 49ers, la multitud reunida en el Hard Rock Stadium de Miami vibró con un show de medio tiempo impresionante que pasará a la historia.

Porque, además del partido en sí, el Super Bowl genera una serie de espectáculos que lo convierte en uno de los acontecimientos más importantes de la industria del entretenimiento.

Por primera vez, dos estrellas latinas animaron el show del entretiempo: Jennifer López y Shakira sorprendieron al mundo con un impecable concierto de casi 15 minutos en el que repasaron los hits de sus carreras, una mezcla de éxitos pop con coreografías impactantes.

Para Shakira, el show tuvo un ingrediente especial: coincidió con su cumpleaños 43. Los artistas latinos Bad Bunny y J Balvin, además de la hija de López, de 11 años, aparecieron como invitados sorpresa.

Shakira saludó a la audiencia del estadio en español con "Hola, Miami". Vestida con un atuendo de lentejuelas rojo rubí con botas a juego, Shakira guió a su equipo de bailarines a través de fragmentos de éxitos como 'Siempre, donde sea' y 'Las caderas no mienten'. Se le unió en el escenario Bad Bunny, de Puerto Rico.

Jennifer López hizo su entrada en cuero negro y tachas en un escenario que se parecía a la parte superior del Empire State Building, cuando 'Jenny from the Block' anunció con orgullo es hija de puertorriqueños nacida y criada en el Bronx, Nueva York.

Su segundo cambio de look fue por un catsuit de encaje que resaltó su figura y le permitió mostrar sus habilidades para el pole dance, que perfeccionó para la película 'Hustlers'

La política dijo presente en el show latino

Jennifer Lopez cantó una mezcla de su éxito 'Let's get loud' con 'Born in the USA' de Bruce Springsteen, durante el cual, acompañada por su hija, desplegó una boa rectangular con la bandera de Estados Unidos en un lado y la bandera de Puerto Rico en el otro. Fue un recordatorio de que los puertorriqueños también son estadounidenses.

Ya en la conferencia de prensa previa al show, la colombiana Shakira, había declarado: "Los latinos están pasando por un momento difícil en los Estados Unidos en este momento, y creo que es muy importante para nosotros transmitir un mensaje de unidad",

El show hizo otra alusión al clima político actual en los Estados Unidos. Una secuencia en el espectáculo presentó a niños en vainas iluminadas que parecían jaulas. Fue una referencia a la aplicación de la ley de inmigración del presidente Donald Trump que puso a la mayoría de los niños y niñas latinoamericanos en celdas de detención.

El cierre fue a todo glamour, con López vestida por Versace y Shakira lookeada por Peter Dundas, con outfits que las consagraron como 'las diosas de plata y oro' del Super Bowl.

El Hard Rock Stadium es un símbolo de la ciudad de Miami: históricamente conocido como Sun Life Stadium, se levanta sobre una imponente estructura con capacidad para 65 mil espectadores. En 2021 se correrá una fecha de la Fórmula 1 en sus estacionamientos.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

The interception that sealed a @chiefs #SBLIV victory!

Una publicación compartida por NFL (@nfl) el

Cómo fue el partido

Esta fue la 54ta. edición del Súper Bowl, que contó como finalistas a San Francisco 49ers y Kansas City Chiefs, los dos mejores equipos de la serie regular que lograron lo impensado: cortar la racha de cuatro finales consecutivas a las que hubiesen accedido los Patriots, de New England, de la mano de su interminable emblema, Tom Brady, para muchos el mejor mariscal de campo de la historia de este deporte.

Los Chiefs eran los favoritos a ganar el trofeo aunque solo hayan registrado en la historia una vez la obtención del Súper Bowl (en 1970), y para ello planificaron el juego en torno a Patrick Mahomes, su quarterback, una de las figuras de la NFL y del que se espera un gran crecimiento profesional.

Del otro lado, los San Francisco 49ers (el equipo debe este nombre a la fiebre del oro que se vivió en 1849 en esa ciudad), equipo dirigido por Kyl Shanahan, apoyó sus movimientos en el campo sobre su mariscal de campo Jimmy Garoppolo.

Sin embargo los californianos no pudieron hacer prevalecer su mejor historial en los Súper Bowl, que habían ganado en cinco ocasiones: 1982, 1985, 1989, 1990 y 1995.


 

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar