Ruta del vino: 10 bodegas para conocer en la Argentina

Ruta del vino: 10 bodegas para conocer en la Argentina

En todas las rutas del vino hay bodegas, hoteles, resorts, restaurantes y paradores que seducen a los turistas de todo el mundo. Si bien existen opciones para todos los perfiles de viajeros, hay algunas que ningún amante de los tintos, blancos y espumantes se debería perder.

Desde comienzos del siglo XXI, de la mano del crecimiento en calidad y popularidad de los vinos argentinos y el buen vivir asociado a las tendencias gourmet, el enoturismo se convirtió en uno de los máximos atractivos del país, tanto para locales como para extranjeros. Hoy, casi todas las bodegas nacionales reciben visitantes y ofrecen degustaciones, visitas guiadas y múltiples actividades por sus instalaciones para conocer la cultura vitivinícola desde adentro. 

En el último tiempo, la oferta fue evolucionando con múltiples alternativas: unas más sofisticadas y otras más simples, pero igual de genuinas a la hora de sumergirse de lleno en el mundo del vino. 
Aquí, algunos imperdibles del enoturismo local:

Mendoza

Tegui en SuperUco    

En un paisaje cordillerano imponente, en el corazón de Vista Flores, se repite el éxito del año pasado. El restaurante Teguí reabre aquí el 20 de febrero con una propuesta imperdible para todos los amantes del buen comer. Durante la vendimia, Germán Martitegui toma la posta en la cocina hasta el 20 de marzo inclusive. Asimismo, durante abril y mayo, cuatro prestigiosos chefs de Centroamérica sorprenderán a los turistas tras los fuegos de SuperUco. Más allá del restaurante, sugerimos tomarse el tiempo para recorrer la pequeña bodega, conocer la huerta orgánica y visitar la tienda donde se encuentran a la venta todos los vinos de los hermanos Michelini.  

Atardeceres en Bodega Séptima 

Entre los meses de diciembre y abril los atardeceres son protagonistas de la experiencia turística de Bodega Séptima, en Agrelo. Desde su terraza los colores del cielo recortados por los Andes invitan a disfrutar de un momento único acompañado de los vinos y espumantes de la bodega. Además, Séptima ofrece visitas guiadas con degustaciones y almuerzos con un menú de pasos en su restaurante de cocina regional.

 

Bodega por bodega, el mapa de la ruta del vino premium en Chile


Programas en Casa de Uco  

Entre viñedos y la Cordillera de los Andes, Casa de Uco es un oasis de lujo en medio del desierto. Elegancia, confort, servicio personalizado, tratamientos de vinoterapia y alta cocina son sus puntos más destacados. Sin embargo, también sobresalen sus programas como la posibilidad de participar de la vendimia, el Wine & Relax que combina naturaleza, vitivinicultura, gastronomía y tratamientos de spa, o bien el Adventure & Wine que integra los placeres del buen vivir con trekking al pie de la Cordillera de los Andes y visitas a las bodegas más prestigiosas del valle. 

Bar Sette            

En Tupungato, el "parador de vinos" de la bodega Passionate Wine es una de las propuestas más novedosas. Luego de participar de la visita guiada por la bodega, se realiza una degustación en este bar que también funciona como vinoteca y como sede de diferentes eventos culturales que se celebran los fines de semana. Entre las actividades hay encuentros con enólogos, presentaciones de nuevas etiquetas, degustaciones y conciertos de tango, música clásica, folclore y rock por los caminos del vino. Abierto de martes a domingo, ofrece picadas, empanadas y tablas de quesos para acompañar la colección de vinos que allí se encuentra. 

Atamisque Lodge   

También en Tupungato, el lodge de la bodega Atamisque permite disfrutar de los placeres de la vida rural mendocina: sol, calma, paisajes de viñedos y árboles frutales, e increíbles vistas de la Cordillera de los Andes. Asimismo, la estancia cuenta con un campo de golf de nueve hoyos enmarcado por una arboleda centenaria. En el restaurante, Rincón de Atamisque, los vinos de la bodega son armonizados con platos entre los que se destaca la trucha arcoíris criada allí, en aguas provenientes de hielos cordilleranos y perforaciones subterráneas. 

Bodega Los Toneles   

En Guaymallén, Bodega Los Toneles recibe a los turistas en su restaurante Abrasado de carnes maduradas en seco. TBone steak, bife de chorizo y ojo de bife con hueso se encuentran almacenados por hasta 30 días en un sistema de refrigeración bajo estricto control de temperatura (13 °C), humedad (5070%) y flujo de aire. El resultado es carnes con más sabor y mejor textura.

 

5 bodegas para conocer la ruta del vino en Patagonia


Salta

Destilería EtchartArgerich 

En Tolombón, sobre la Ruta 40 y a 15 kilómetros de Cafayate, se levanta la Destilería de la familia Etchart y de Miguel Argerich, quien la atiende personalmente junto con su mujer Isabel de la Mora. Allí, a partir de vino Torrontés y orujos de Malbec, Tannat y Cabernet Sauvignon elaboran aguardiente, grapa y gin que encierran la tipicidad del terruño de altura en el que nacen. Además, la destilería también funciona como un bar donde disfrutar de excelentes vinos y empanadas. 

Hotel Miraluna      

A 8 kilómetros de Cachi, la bodega Miraluna y sus vides recibe a los viajeros en sus cabañas totalmente equipadas que combinan un diseño arquitectónico moderno con materiales de la región como adobe, piedras, cañas, lajas y cardón. Todas tienen vistas hacia los viñedos y las montañas, ya que la propuesta consiste en estar en contacto directo con la naturaleza y la cultura del lugar: pasear por el campo, visitar ruinas arqueológicas, participar de la cosecha y de las actividades vitivinícolas.

Jujuy

Uraqui Minero

En Uquía, una localidad jujeña en medio de la Quebrada de Humahuaca, Claudio Zucchino convirtió una mina abandonada a casi 4000 metros sobre el nivel del mar en una cava con una temperatura y un nivel de humedad inmejorable para la estiba de vinos; un auténtico tesoro para todos los amantes de las etiquetas de extrema altura. La experiencia comienza en la pequeña bodega y hostería Viñas de Uquía, con una huerta orgánica y cocina regional que reconforta el alma de los viajeros, y desde allí, temprano a la mañana, parte la excursión hasta la cava, una experiencia inolvidable tanto por los colores y formas del paisaje como por la audacia del proyecto. Una vez arriba, se visita la mina y se comparten quesos y vinos con vista hacia la inmensidad de la quebrada. Experiencia inolvidable. Reservas al (11) 37943667

Visitar Viñas del Perchel  

Otro de los puntos imperdibles de la Quebrada de Humahuaca es esta pequeña bodega familiar emplazada en un entorno sumamente agreste, a más de 2600 metros sobre el nivel del mar. Más allá de degustar sus destacados vinos, para cuya elaboración la familia Vargas cuenta con la asesoría de EnoRolland a través de su enóloga Gabriela Celeste, esta bodega ofrece la posibilidad de almorzar sabrosas empanadas regionales junto a sus vinos en un entorno sin igual, bajo el omnipresente sol tilcareño. 

Comentarios1
Rodrigo Carretero
Rodrigo Carretero 22/12/2018 12:57:33

Hola, no se queden solo con Mendoza o salta. En Córdoba tenemos muy lindas bodegas y excelentes vinos!! La gente de En Camino los puede llevar a recorrer los caminos del vino de Córdoba! Los recomiendo! www.encaminonline.com.ar