El Cronista Comercial

TGLT no se resigna: pidió la inconstitucionalidad del fallo que frenó la obra del Astor San Telmo

Tras el revés judicial en segunda instancia, la desarrolladora recurrió a Tribunal Superior de Justicia Porteño. La construcción está suspendida desde 2016 a raíz de un amparo de la Asociación Basta de Demoler

TGLT no se resigna: pidió la inconstitucionalidad del fallo que frenó la obra del Astor San Telmo

La desarrolladora TGLT no da aún por perdida la batalla judicial por la construcción del proyecto Astor San Telmo, pese al fallo adverso en segunda instancia conocido la semana pasada. Ahora, la compañía apeló ante el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) porteño para pedir la inconstitucionalidad del fallo y hacer la reserva del caso federal. En el escrito pide, además, que se deje sin efecto la sentencia recurrida.

Astor San Telmo  se había empezado a construir en 2016. La obra está situada en media manzana en Caseros al 500, entre Bolívar y Perú, donde antes funcionaba una planta de Ocasa y, una vez terminada, tendría una superficie total de 6334 metros cuadrados

Sin embargo, desde mediados de 2018 la construcción está frenada, a raíz de un recurso de amparo presentado por la Asociación Vecinal Casco Histórico Protege y la Asociación Civil Basta De Demoler. Con el argumento de que los planos aprobados superan la altura máxima permitida tanto en la avenida Caseros como en el frente sobre Bolívar, ambas ONG cuestionaban la legalidad del permiso de construcción otorgado por el gobierno porteño.

El proyecto prevé la construcción de 29,3 metros de altura. Sin embargo, el Código de Planeamiento Urbano permite 22 metros sobre la avenida Caseros y 13 metros en el frente de Bolívar.

De acuerdo con el escrito presentado por TGLT en la Justicia, la sentencia de segunda instancia "contraría disposiciones de la Constitución Nacional y de la Constitución de la Ciudad". Asimismo, la desarrolladora entendió que el fallo vulnera los derechos al debido proceso, a la propiedad; y a que no se vulnere el principio republicano de la división de poderes.

"No existe caso judicial que habilite la invervención de la judicatura, atento a la ausencia de daño ambiental y urbanístico, que tampoco intentó ser acreditado por la actora y, por ende, de interés específico o concreto en la actora", argumenta la compañía, que ahora deberá esperar el dictamen del TSJ.

El revés judicial no fue la única mala noticia que TGLT tuvo la semana pasada. El jueves la Comisión Nacional de Valores (CNV) anunció que iniciaría una investigación por las oscilaciones advertidas en la cotización de la compañía en la Bolsa porteña. En apenas cinco días, el valor de las acciones de la compañía había saltado 150%, aunque luego tuvo una fuerte corrección de precio.

En el primer trimestre del año TGLT tuvo una pérdida de $ 56,9 millones, y recortó casi un 93% el rojo del mismo período de 2019. En diciembre, la compañía había cerrado de manera exitosa la reestructuración de su deuda de u$s 150 millones

Al 31 de marzo pasado, según consta en sus estados financieros, la desarrolladora tenía en construcción además de Astor San Telmo, los proyectos Metra Puerto Norte y Forum Puerto del Buceo.

Shopping