El Cronista Comercial

IRSA se corre de la administración del Lipstick Building de Nueva York

Se trata del emblemático Lipstick Building, en Nueva York, del que tiene el 49%. Le cedió el management a SL Green, uno de sus socios minoritarios de la compañía controlante del edificio, y analiza vender su participación

IRSA se corre de la administración del Lipstick Building de Nueva York

IRSA anunció a la Comisión Nacional de Valores que abandonará la administración del emblemático Lipstick Building, en Nueva York, y que dejará de afrontar el costo del alquiler del terreno sobre el que se levanta el edificio. Con esta medida, la compañía liderada por Eduardo Elsztain generará una ganancia contable de cerca de $ 2500 millones.

La propiedad, situada en el 885 de la tercera avenida neoyorquina, es conocida porque allí tenía sus oficinas el financista Bernie Madoff, condenado a 150 años de prisión por estafa. En 2011 IRSA adquirió el 14,9% de la sociedad que controla la propiedad a precio de liquidación por u$s 30 millones. Así llegó a un 49,9% de participación.

Sin embargo, el terreno pertenece a la firma estadounidense Ceruzzi Properties, en sociedad con Shanghai Municipal Investment y SL Green. En abril del año pasado la compañía del grupo Elsztain dejó vencer una opción de compra por el lote por u$s 521 millones. 

"Fue negocio y ya no lo es, por eso se cede la administración. Los dueños del terreno querían un alquiler superior a la renta que se obtiene por todo el edificio", señalaron fuentes cercanas a IRSA, que agregaron que lo que se hizo fue rescindir el contrato de locación.

El nuevo administrador del edificio será SL Green, que además de ser propietaria de parte del lote es socia de IRSA en la controlante del Lipstick. Ahora, la empresa del grupo Elsztain analiza la posibilidad de desprenderse de su participación.

Ya en el ejercicio cerrado el 30 de junio del año pasado, IRSA indicaba que seguiría trabajando para optimizar la estructura de financiamiento del Lipstick Building. Según se indica en la memoria de 2019, la propiedad representó una pérdida de $ 2604 millones para la compañía.

"El 4 de marzo de 2019, Metropolitan, subsidiaria de New Lipstick, ha renegociado su deuda sin recurso a IRSA y la misma ha quedado reconfigurada con un saldo de u$s 11 millones. Dicha deuda debe ser cancelada el 30 de abril de 2021", explicaba la compañía.

Desde hace un tiempo ya que IRSA viene desprendiéndose de activos. La semana pasada, la estadounidense Dow Chemical adquirió la torre Bouchard 710 por u$s 87,2 millones. Antes, ya había vendido un piso y cinco cocheras en el Edificio Boston, en Catalinas, por u$s 6,7 millones, y otros dos pisos en 200 Della Paollera, por los que el Banco Industrial pagó u$s 16,9 millones.

"Las empresas están teniendo muchos problemas para pagar las ON en dólares. Y a IRSA le quedan vencimientos fuertes por delante y necesita de hacerse cash para pagar", indicaron fuentes del mercado de real estate corporativo sobre las razones detrás de estos movimientos.

Además, IRSA también vendió el 26% de participación que tenía en la mayor cadena de supermercados de Israel, Shufersal. La transacción se cerró  por un monto de 1456 millones de nuevos shekels israelíes (unos u$s 426,5 millones).

Shopping