El Cronista Comercial

Cómo invertir en real estate en EE.UU. desde Argentina, con alternativas desde u$s 5000

Con la pandemia, en lo que va de 2020, se duplicó la apuesta de argentinos en ese país en propuestas atípicas y de baja barreras de entrada. Se puede ingresar al negocio a la distancia

Cómo invertir en los Estados Unidos desde Argentina: hay alternativas desde u$s 5000

Las inversiones de los argentinos en los Estados Unidos crecen sostenidamente año a año, impulsadas por la búsqueda de una mayor estabilidad macroeconómica y una rentabilidad más alta.

Aunque la tendencia no es nueva, se aceleró en los últimos meses, producto de la recesión y la falta de confianza en el sistema financiero local. La demanda se disparó con el cambio de Gobierno y se incrementó aún más desde el inicio de la pandemia. En lo que va de la cuarentena, llegó a duplicarse.

El interés de compra en suelo estadounidense no se limita al mercado de bienes raíces tradicional, con propiedades en Miami y Detroit a la cabeza, sino que incluye también alternativas atípicas, muchas de ellas lideradas por argentinos que emigraron y emprendieron nuevos negocios en América del Norte. Se presentan oportunidades en depósitos, unidades hoteleras, servicios logísticos, redes de cajeros automáticos y franquicias.

La ventaja de estas opciones es que prácticamente no hace falta cumplir requisitos para invertir y las barreras de entrada son bajas. Las transacciones pueden realizarse a la distancia con montos que parten desde u$s 5000. 

La industria del 'self storage' en EE.UU. lleva cuatro décadas en expansión y es considerada una inversión segura que aporta rentabilidad con bajo riesgo. El Wall Street Journal la calificó como "una de las microinversiones que mejor resistió la crisis del coronavirus". Cuando se dispuso el aislamiento, el Gobierno la decretó una industria estratégica, una pieza clave de la infraestructura, central para la economía del país.

"El sector mueve u$s 32.000 millones al año y posee más de 30 millones de usuarios. La superficie construida de galpones es el triple del tamaño de la isla de Manhattan. Hay más edificios de bauleras que locales de Starbucks y McDonald's juntos", grafica Marcos Victorica, economista argentino y CEO de Best American Storage, que encontró en este mercado una oportunidad de negocio.

Generalmente, la inversión en estos espacios implica la adquisición de edificios con varios pisos, que, luego, son administrados por los mismos compradores. Victorica tuvo la idea de subdividir las unidades de manera similar a las cocheras en la Argentina, para comercializarlas como inmuebles separados. "Cada uno tiene un título de propiedad y son utilizados por la población local para guardar objetos, con excepción de productos perecederos, materiales tóxicos, líquidos, explosivos y combustibles inflamables", detalla.

La demanda de depósitos individuales ya venía en alza y se incrementó notoriamente en los últimos mesesBest American Storage cuenta con tres edificios en la Florida, con más de 600 unidades comercializadas hasta el momento. Uno de ellos tiene lista de espera y los otros dos tienen una ocupación superior al 95%.

"El 80% de los clientes son argentinos y el 20% de las últimas operaciones que cerramos corresponden a dueños de otros depósitos. Se evidencia la necesidad de apostar por inversiones como esta, de riesgo controlado y fácil acceso", señala Victorica, y anticipa que el objetivo es sumar otros dos edificios en el corto plazo.

Las unidades parten desde u$s 15.000 y ascienden a u$s 50.000. Se obtiene una renta anual neta de 5,5% y se paga cada tres meses. "Los edificios que se compran ya están ocupados, por lo cual, al estar en funcionamiento, el inversor tiene un retorno inmediato", comenta.

No se necesita ser ciudadano ni residente ni tampoco tener visa de turista. "El trámite es online y, como administradores, nos ocupamos de todo. Solo hace falta enviar por mail una fotocopia del pasaporte", precisa Victorica.

Miriam Manfredi, otra argentina que emigró a EE.UU., dirige Minimal Brunswick, un 'condo hotel' ubicado en Georgia, desarrollado por la empresa Konnectia LLC, destinado a renta turística y residencial. "La ciudad de Brunswick, donde está situado el alojamiento, emplea 49.500 personas y se espera que su comercio interno crezca un 46% para 2045", explica Manfredi.

Los 'condo hoteles' son un tipo de hospedaje con una estructura similar a la de un condominio, pero con los servicios de un hotel. "Se trata de un producto novedoso, cada vez más demandado, que mantuvo una buena performance durante la pandemia. Su ocupación no está supeditada al movimiento turístico, lo que hace que la inversión sea estable y permanente", describe, y agrega que recibe un promedio de 50 consultas semanales.

Minimal Brunswick consiste en cuatro complejos con 110 unidades de aproximadamente 30 metros cuadrados. Ofrece ammenities como parilla, piscina, solarium, zona de descanso con gazebos, patio de juegosy un mini-market. Cada 'estudio' cuesta u$s 44.900 y genera una renta anual del 8%. A partir del segundo año, la renta se vuelve variable, por el rendimiento de la operación. 

El pago se deposita al cliente en forma trimestral y es neto de todo gasto. Incluye el property tax (el impuesto a la propiedad) y el concepto por la Asociación de Propietarios-HOA (las expensas mensuales). 

"La administración está a cargo de la empresa que gestiona el hotel. El inversor no debe ocuparse del mantenimiento de la unidad. Además, el propietario dispone de dos semanas de uso al año", indica Manfredi.

Por su parte, Synergy Consulting Group LLC, una compañía de inversiones con sede en la Florida, trabaja hace más de una década en el mercado estadounidense. Con el objetivo de acercar a pequeños ahorristas a negocios reservados, generalmente, para grandes inversores, la firma lanzó SmartFunder, un sistema de crowfunding que permite acceder a servicios logísticos y redes de cajeros automáticos a partir de un capital inicial de u$s 5000. 

Esteban Morano, CEO de ThinkIN, plataforma que asesora sobre oportunidades de inversión en EE.UU., sostiene que estas opciones "llave en mano" les permiten a pequeños inversores acceder a una renta anual estable e inmediata, de bajo riesgo.

El negocio de las franquicias también está en auge, aunque en este caso resulta más complicado gestionar el negocio a la distancia. "Es preferible que el inversor esté en EE.UU. para administrar la franquicia, que, pese a que viene con un manual y una forma de operar establecida, requiere de una administración presencial", analiza Morano.

No obstante, se presentan oportunidades que arrancan desde u$s 30.000 con buenas perspectivas. "En la actualidad, subsiste actualmente el 85% de los comercios que integran la red de franquicias, cuando generalmente en el caso de los locales propios la proporción baja a 50%. La ventaja es que hay consumos de todo tipo en este país", concluye.