El Cronista Comercial

Autos de lujo: Rolls-Royce, Aston Martín y Bentley llegan a la Argentina

Dos modelos de Rolls-Royce arribarán la semana próxima de la mano del representante local de Maserati. Precios que superan el millón de dólares y una demanda muy limitada pero firme

En plena pandemia y con la venta de autos en mínimos históricos, llegan nuevas marcas de súper lujo a la Argentina. De la mano del representante de Maserati en el país, también importador de Ferrari, será Rolls-Royce la nueva estrella del mercado y se ubicará como la opción más cara disponible.

Llegarán también cuatro Lamborghini y en boxes se preparan Aston Martin y BentleyTesla siempre en estudio, pero todavía no convence para entrar en la lista.  

La semana próxima arriban dos unidades de Rolls-Royce al país, un Phantom y un Ghost, dos modelos que en Estados Unidos cuestan entre u$s 300.000 y u$s 600.000 pero que en la Argentina todavía no tienen precio aunque como el resto de los autos de lujo se descarta que más que duplicarán ese valor.

A la par, llegan primero dos Lamborghini, también los trae Malek Fara como importador, una marca que hace más de una década no vende un auto en el país según comentó este empresario CEO de Modena Auto Sport, para quien tal como le dijo a El Cronista, siempre es un buen momento para vender este tipo de “bienes de lujo y escasos”.

El Rolls-Royce Phantom será el más caro de los nuevos autos disponibles. La berlina de 5,84 metros de largo, con motor BMW V12 6.7 biturbo de 571 cv, caja automática de ocho velocidades y tracción trasera y llantas de 21 pulgadas es imponente. Tiene asientos individuales para cuatro personas y sus puertas se abren enfrentadas.

El interior de lujo, tapizados en piel y frigobar lo destacan incluso frente a otros modelos de la marca inglesa que supo sobrevivir por mas de un siglo. 

El otro modelo es el Ghost, el primer auto de la marca llamado así en referencia a que apenas hacía ruidos y por la liviandad de su andar. Mide 5,4 metros  con puertas de apertura opuesta y un motor BMW V12 6.6 biturbo de 570 cv.

Todavía no tienen dueño pero el grupo de personas con posibilidad de comprarlo es reducido y conocido en el mercado. De hecho, BMW que es dueño de la marca, dijo a este diario que constantemente analiza la demanda de los clientes y potenciales cliente y "cuando estén las condiciones para comercializar Rolls-Royce en el país se anunciará oportunamente", algo que el actual contexto no favorece.

A BMW la marca llegó mucho después de que fuera fundada en 1906 por Henry Royce, Charles Stewart Rolls y Claude Godman en Derby. Rolls-Royce atravesó problemas financieros a los que se sobrepuso en parte al ser comprada en 1998 por BMW (desde 2002 en exclusiva) mientras Volkswagen se quedó con la otra parte de la compañía Bentley, otra marca que irónicamente en la Argentina también ya tramita importar Malek Fara.

Según explicó el empresario, los modelos de Bentley llegarán junto a otros de Aston Martín en tandas de 5 o 6, en un lapso de meses. Ya están hechas las gestiones y la proyección aprobada, relató Fara, un trámite que comenzó el año pasado cuando nadie imaginaba la posibilidad de una pandemia y cuarentena como la actual. 

En cuanto a los Lamborghini que ingresarán al país también la semana próxima, la expectativa es grande. Fara trae esos autos como importador luego de que para su representación, la marca italiana quedó en un fuego cruzado del que también fueron parte Volkswagen y el empresario mexicano Jorge Antonio Fernández García (Joan Fercí) dueño de Lamborghini Latinoamérica, con derechos para operar la marca en la región.

Fara se mueve en el mercado premium como pez en el agua. Además de representar oficialmente a Maserati en el país, vende autos de la marca Ferrari. Acaba de traer cuatro modelos al país de los que tres se vendieron inmediatamente, dijo. Para el cuarto deportivo, a este piloto amante de los autos, le cuesta entregar la llave.

¿Evaluó importar autos de Tesla?, le preguntó El Cronista a Fara. "Entiendo que está allí el futuro y muchos buscan la disminución de emisiones pero la realidad es que no solo todavía el mercado no está maduro sino que además a mí todavía me seducen los autos de otra cilindrada", contestó.

Shopping