El Cronista Comercial

Tras las acusaciones por la seguridad de sus aviones, Flybondi le respondió a Meoni

El titular de la cartera de Transporte había dicho que se iban a revisar las cinco aeronaves con las que cuenta la low cost y advertido que "la capacidad operacional está en riesgo". Desde la compañía le dijeron que "desconoce" el sector.

Tras las acusaciones por la seguridad de sus aviones, Flybondi le respondió a Meoni

Flybondi, la compañía que supo ser el emblema de la "revolución de los aviones" que pregonó el anterior gobierno, es blanco por estos días de una serie de acusaciones de parte de las autoridades designadas por Alberto Fernández  en el área de Transporte.

Puntualmente Mario Meoni, el ministro del área, dijo ayer que iban a "revisar las cinco naves que tiene la compañía" y advirtió que “la capacidad operacional está en riesgo" por la antigüedad de los aviones con los que cuenta la empresa.

Hoy, Flybondi salió a responder los dichos de Meoni y cuestionó su "desconocimiento" del segmento. A través de un comunicado, la compañía explicó que "ser low cost no implica bajar costos en cuestiones absolutamente primordiales como lo son la seguridad operacional y el mantenimiento adecuado de las aeronaves".

Hay que retroceder una semana para ver cómo arrancó la novela. Fue el domingo 2 de febrero cuando un vuelo de Flybondi, que había despegado desde El Palomar, debió aterrizar de emergencia en el aeropuerto de Ezeiza. El incidente, originado a partir de una falla en el motor, motivó que el juez federal Federico Villena retuviera la aeronave mientras solicitaba un informe del fabricante sobre la aptitud del avión.

El jueves pasado, otro avión de la compañía registró una “novedad técnica” que obligó a cancelar dos vuelos hacia y desde Rosario a Salta e Iguazú, respectivamente.

La salida de servicio de uno de los cinco aviones con los que cuenta, obligó a Flybondi a la reprogramación de varios vuelos a Neuquén, Trelew y Bariloche y a cancelación de servicios a Salta y Córdoba. El resto de las frecuencias registraron demoras de entre 30 minutos y una hora y media.

En ese contexto, Meoni habló con El Destape Radio y anticipó que el control, que originalmente afectó al avión que sufrió el problema técnico, se extendería al resto de las aeronaves, aunque aclaró que "no pueden interrumpir los vuelos de Flybondi hasta que no haya riesgo operacional”.

Las low cost tienen las dificultades de bajar costos, con lo cual la capacidad operacional está en riesgo y en el caso de Flybondi además hay que tener en cuenta la antigüedad de las aeronaves. La ANAC los ha citado para presentar documentación y los controles se hacen, pero no son suficientes”, señaló.

De paso, el Ministro criticó al gobierno anterior y dijo que “el plan aéreo era sólo habilitar dos compañías de bajo costo” y no todas las que finalmente fueron autorizadas.

“Las low cost tienen las dificultades de bajar costos, con lo cual la capacidad operacional está en riesgo y en el caso de Flybondi además hay que tener en cuenta la antigüedad de las aeronaves”, dijo Meoni.

La respuesta de la compañía

A través de un comunicado, Flybondi se mostró "preocupada" por las declaraciones de Meoni que evidencian de "desconocimiento" del sector.

"Ser low cost no implica bajar costos en cuestiones absolutamente primordiales como lo son la seguridad operacional y el mantenimiento adecuado de las aeronaves. Para Flybondi, la seguridad de sus empleados y de sus pasajeros no es un valor intangible, no es negociable. Asimismo, la antigüedad de una flota tampoco es un factor que esté directamente relacionado con problemas operativos. Confundir esto es poner también en cuestionamiento al resto de las aerolíneas que operan en el país, ya que muchas presentan una flota con mayor antigüedad que la de Flybondi", afirmaron desde la empresa.

La low cost  cuestionó también la dilación de la Justicia en entregar el avión retenido una vez realizados los controles de aptitud..

"A raíz de esta decisión judicial, se inició un proceso de solicitud de información técnica y operativa por parte de los organismos que regulan la industria aeronáutica (JIAAC y ANAC), y con el cual la aerolínea cumplió de manera contundente, y en tiempo y forma con cada uno de los requerimientos. Y habiéndose realizado la revisión técnica necesaria para que la aeronave pudiera estar operativa cuanto antes, la aerolínea no pudo disponer del avión durante más de cinco días consecutivos. Lamentablemente esto obligó a que la compañía tuviera que realizar una readecuación en toda la programación", aseveraron.

El papel de ANAC 

El comunicado de la compañía también se refirió a los controles de ANAC , que Meoni  consideró que "no habían sido suficientes" en los últimos años.

"Se ponen en duda los controles que los propios organismos que regulan la industria llevan a cabo, ahora y en los últimos dos años. La compañía entiende que no pueden mediar en esto aspectos vinculados con la política de turno, sino el respeto por el trabajo de todos los profesionales, técnicos, inspectores, ingenieros y analistas que integran dichos organismos, y que día a día trabajan con responsabilidad en su tarea de ejecutar los procesos de control, requeridos por las regulaciones y leyes de carácter nacional y en pos de administrar la actividad aérea argentina", aseveró.

La ANAC, por su parte, mantuvo esta semana una reunión con las autoridades y los técnicos de mantenimiento de la low cost para analizar la situación derivada del incidente del domingo 2 de febrero.

A través de su cuenta de Ttwitter, la titular del organismo dependiente del Ministerio de Transporte, señaló que en el encuentro “se expusieron los detalles técnicos y operativos del incidente y las soluciones a tomar por parte de la empresa, y se la instó a realizarlas en carácter de urgente”.

Shopping