El Cronista Comercial
LUNES 15/07/2019

"Tenemos un proyecto para instalar un Club Med en Bariloche, pero es un año complejo para tomar decisiones"

La venta de viajes al exterior continúa en caída, ante la pérdida del poder adquisitivo en el país y el fuerte alza del dólar en 2018. Sin embargo, a fuerza de promociones, preventa y mayor oferta de lujo, la cadena Club Med logró atenuar esa baja; incluso, registra un aumento para lo que resta del año, asegura Pablo Godoy, director para la Argentina y Países Hispánicos de Sudamérica de Club Med, en una entrevista a El Cronista.

El ejecutivo -licenciado en Turismo, con un MBA- asumió su cargo en la firma de origen francés, del grupo chino Fosun, en octubre pasado, tras desempeñarse como gerente general de la agencia Top Dest y, antes, en Garbarino Viajes. Lideró la búsqueda de una locación para instalar un Club Med de nieve en la Argentina, proyecto aún en estudio, en un año complejo, dice, para definir, ante la incertidumbre por las elecciones.

¿Cómo los afectó la caída en la demanda?

Este verano tuvimos una buena demanda; incentivamos la venta en forma anticipada, desde julio, con acciones fuertes, como 35% off. Eso ayudó mucho, en un contexto tan cambiante, la empresa se protegió. El mercado de viajes cayó 40% en dólares; nosotros muy por debajo, 5%. Buscamos crecer con cuotas y en segmentos inexplorados. El dólar es determinante, pero aún hay mucho por crecer en clientes de alto poder adquisitivo.

¿Qué estrategias usaron?

Apelamos a incentivos como cuotas y descuentos, para que más gente nos conozca, y a productos de lujo. Hicimos alianzas para financiar cuotas sin interés con bancos y Prisma, en momentos puntuales para paquetes y estadías. Nos da una tasa mejor y nosotros absorbemos el costo. Vale la pena, los días de cuotas vendimos de 25% a 40% más.

¿Venden sobre todo Brasil?

Inicialmente sí, pero desarrollamos la demanda a otros destinos. Gracias a eso, mientras el mercado cae, el segmento de lujo se duplicó, sobre una base chica, con la marca Exclusive Collection. Es para una demanda que no necesita financiación, inelástica al precio, que crece y compensa en parte al público que se perdió a Brasil por la devaluación. Con lujo crecimos en Caribe y Europa, con tickets de dos a tres veces más altos.

¿Cuánto creció la demanda de productos de lujo?

-En marzo lanzamos la preventa para nieve en Francia e Italia, con 30% off. Para nieve, multiplicamos la venta por 20 en euros, aunque esa moneda se apreció 100%; pasamos de facturar 50.000 euros a 1 millón por nieve en el país en un año. Club Med es líder en nieve, no hay All Inclusive de ese tipo, el crecimiento es exponencial.

¿Siguen proyectando un resort de nieve en el país?

Sí, pero es complejo, hay menos superficies esquiables y es difícil instalar infraestructura en el medio de la montaña. Buscamos la oportunidad para que el producto nieve en la Argentina compita con estándares mundiales en ubicación, calidad y estacionalidad, porque debe operar todo el año, no sólo tres meses, con turismo aventura y bienestar en verano. Hice un relevamiento en Bariloche, que está en estudio en el Comité de Desarrollo, y evaluamos otros lugares. Pero es un año complejo para definir inversiones. Las elecciones generan incertidumbre y hay que ver cuándo se acomodará el mercado.

¿Qué expectativas tienen para el resto del año?

Frente a un año atrás, tenemos 65% más de reservas para el segundo semestre; un 18% más en dólares. Es un año de elecciones, por eso se anticipa la compra. Se proyecta mayor devaluación si continúa este Gobierno y también si cambia. Se cree que no será el mismo dólar después de octubre y prefieren asegurarse un precio. Nos fue muy bien con la 'despedida' de Itaparica: 95% vendido hasta el 31 de julio, cuando cierra.

¿Cómo ve la economía?

No puede haber crecimiento sostenible sin una base sólida, pensando a largo plazo. Algunas de las variables se fueron ordenando, como inversiones en infraestructura o estadísticas más confiables; son un punto de partida lógico para un crecimiento que aún no se dio. Pero no todos pueden esperar a mediano o largo plazo y es entendible que piensen a corto plazo. Por la caída del poder adquisitivo, el consumo cae en todos los rubros. Hay un gap entre inflación y salarios, que afecta a todas las industrias, todos somos más pobres a corto plazo. Pero para que el país se desarrolle también debe haber reglas claras; había muchas cosas por hacer.

¿Qué opinión tiene de las políticas del Gobierno?

Creo que subestimaron algunas variables, como ellos mismos dicen, y no acertaron con varias medidas; el Estado sigue gastando más de lo que genera, hubo más carga a sectores productivos con impuestos que intentos por resolver el problema de raíz, de tener un Estado más eficiente.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo