El Cronista Comercial

La reconversión del Sheraton: coworking, seminarios virtuales y cuartos con gimnasio propio

El hotel, que permanece abierto durante la pandemia, ideó diferentes propuestas en función de las nuevas demandas, ya que la reactivación de los viajes demorará tiempo. 

Por el coronavirus, Sheraton se reconvierte: lanza alquiler de oficinas, estudio para seminarios virtuales y cuartos con gimnasios

Los grandes hoteles internacionales también apelaron a la creatividad a la hora de generar nuevos negocios en el contexto de la pandemia, donde sus ingresos son muy bajos o prácticamente nulos, en función del aislamiento social preventivo y obligatorio por el coronavirus, que cerró fronteras y frenó los viajes. 

Los hoteles Sheraton Buenos Aires & Convention Center y Park Tower, administrados por la cadena Marriott International, pusieron en marcha una serie de nuevos servicios, al entender que la recuperación del turismo, de los viajes corporativos o por conferencias y reuniones, demandará al menos dos años en volver a su ritmo normal.

“En enero esperábamos un buen año, si bien preocupaba el nivel de inflación; estimábamos 65% de ocupación entre los dos hoteles, que suman 920 habitaciones. Pero la pandemia cambió todo. Nunca cerramos, hoy estamos con un 10% de ocupación, alojamos a tripulaciones de aéreas que operan con pasajeros varados y los extranjeros que quedaron en el país y van regresando; con suerte terminaremos el año con 15% de ocupación”, explicó Andrés Hasdeu, director de Ventas de Sheraton Buenos Aires y Park Tower, a El Cronista

“Ya implementamos todos los protocolos sanitarios y estamos preparados para trabajar con el 70% de ocupación, pero estimamos que recién llegaríamos al 50% hacia fines de 2022. El 80% de nuestros clientes son extranjeros y un alto porcentaje son corporativos y grupos por eventos. Por eso, para el año próximo, estimamos un 30% de ocupación, porque la conectividad aérea seguirá siendo aún baja. Si hay una vacuna, quizás pueda recuperarse antes”, admitió.  

En este contexto no había otra opción más que reinventarse, lanzando nuevos servicios en función de las nuevas necesidades generadas por la pandemia, pero que, entienden, tendrán su demanda también después, en la “nueva normalidad”. 

Así, están construyendo tres espacios de oficinas de coworking en la planta baja para alquilar; instalaron un estudio de televisión en uno de sus salones para seminarios por streaming; también, ofrecen salones de reuniones híbridas (para hasta cinco personas presenciales, con conexión virtual); implementaron suites con gimnasios individuales, que pueden contratarse por noche o durante el día (ya que está vedado el gimnasio común) y propuestas gastronómicas de lujo de su restaurante St Regis con take away.

“En la galería de los hoteles, en planta baja, tenemos locales vacíos, donde pensábamos instalar proyectos gastronómicos, como un bodegón porteño. Con la pandemia ese plan ya no tenía razón de ser. Al mismo tiempo, vimos que, por la pandemia, hoy se trabaja desde cualquier lugar. Muchas empresas dejan de alquilar oficinas grandes y apelan al teletrabajo, pero, sin embargo, necesitan espacios de oficinas temporales para reuniones o tener un lugar fijo, pero más acotado, donde atender clientes. Vimos que nuestros pasajeros y clientes necesitaban esos espacios”, explicó Hasdeu.

Así nació Sheraton Premium Offices, tres nuevos espacios de oficinas de coworking que comenzarán a funcionar en octubre, cada uno de ellos con oficinas privadas, escritorios dedicados (individuales) en espacios comunes, salas de reuniones con tecnología para encuentros virtuales e híbridos (de hasta cinco personas), cafetería,Facebooth” (espacio cerrado e insonorizado, para quienes contrataron escritorios puedan hablar con privacidad) y, uno de ellos, incluye hasta un siestario, para descansar en un momento de pausa laboral. “Las oficinas privadas y escritorios se pueden contratar por día, semana, quincena o mes, e incluyen todos los servicios del hotel (como lavandería, cancha de tenis, gastronomía). Según el período de tiempo contratado, se accede también a beneficios (como estacionamiento gratuito) y descuentos en otros servicios”, comentó Hasdeu. 

Madero Studio es el más pequeño de los tres

Son tres espacios: Córdoba Studio (el más grande), Alem Studio y Madero Studio, los tres con estilos diferentes (contemporáneo, retro y moderno con madera) y una recepcionista, abiertos las 24 horas, todos los días. Dentro de ellos, pueden coexistir diferentes empresas (que alquilan una oficina cerrada o un escritorio en un lugar común) o, también, una sola empresa puede contratar todo el Studio. 

Por protocolo sanitario, los accesos a las oficinas son contact less (sin contacto), a través del celular, cambio que también se implementó para el check in y en todas las habitaciones.

“Se realizaron muchos cambios para aplicar el protocolo sanitario, fue una gran inversión, pero necesaria para seguir operando”, comentó Hasdeu.

Además de las oficinas, en pocos días comienza a funcionar el Sheraton Studio Arena, en el salón San Telmo del hotel, que fue reacondicionado como estudio de televisión para hacer seminarios por streaming o conciertos de música, para hasta 1500 personas online.Ahora, en agosto, empezamos con el primer evento y ya tenemos cinco cerrados, como un seminario a cargo de especialistas, o la presentación de business plan de una empresa”, precisó Hasdeu.  

Además, lanzaron Sheraton Wellbeing Premier Suite, habitaciones con gimnasio privado, que pueden reservarse por noche o, también, para usar durante el día. “Tenemos 32 Premier Suites; en 10 de ellas, desarmamos el living e instalamos gimnasios privados, con las máquinas que teníamos en el gimnasio. También les ofrecemos un menú detox, saludable, con desayuno, almuerzo, merienda y cena en la habitación, con room service”, comentó. 

Por último, también implementaron St Regis on the Box: comidas elaboradas por el chef del restaurante, envasadas al vacío, para retirar en el lugar y preparar a domicilio fácilmente.

Sheraton y Park Tower pertenecen a Marriott International desde 2016, cuando la cadena compró a nivel global a su rival Starwood, dueña de Sheraton, entre otras muchas marcas. Así, Marriott regresó ese año a la Argentina, tras haber dejado de estar presente en el país en abril de 2013, cuando vendió el Marriott Plaza Hotel al Grupo Sutton, dueño de la cadena Alvear. Hoy, Marriott controla 11 hoteles en la Argentina en Buenos Aires, Mar del Plata, Mendoza, Córdoba, Tucumán, Salta y Bariloche.

El Sheraton es, además, un emblema en la ciudad: fue el primer hotel de una cadena internacional en abrir en la Argentina, en 1972.

En enero de 2018, la propiedad, que incluye al hotel Park Tower en el mismo terreno, fue adquirida por el fondo estadounidense PointState Capital, accionista entre otras empresas de la desarrolladora TGLT. Hasta entonces, pertenecía a Marriott International, tras haber comprado a Starwood.

Shopping