El Cronista Comercial

PepsiCo nombra a un argentino como gerente general para Cono Sur

José María Bagnardi asumirá la gerencia general para la Argentina, Chile, Uruguay y Paraguay. Martín Ribichich, designado en octubre último en la filial, reportará a él.

Qatar Petroleum y ExxonMobil explorarán un área offshore para buscar hidrocarburos

PepsiCo Alimentos designó a José María Bagnardi como nuevo gerente general para la Argentina, Chile, Paraguay y el Uruguay. El ejecutivo manejaba desde 2017 la operación trasandina de la división de snacks y galletitas del gigante estadounidense. De esta forma, la empresa continúa reconstruyendo su management regional, después de cambios que hubo en la corporación, tanto en las filiales como en el cuartel central.

Bagnardi comandará Cono Sur: Argentina, Chile, Uruguay y Paraguay. Argentino, ingeniero industrial recibido en la UCA, con un MBA del IAE, la escuela de Negocios de la Universidad Austral, Bagnardi, quien tiene 15 años en PepsiCo, será a quien reportará Martín Ribichich, quien había asumido en octubre como gerente general de la división para la Argentina.

Aunque hacía ya varias semanas que había tomado posesión de su oficina, Ribichich había sido repatriado de Santiago, donde continuará basado su ahora jefe. En ese momento de 37 años, Ribichich era gerente de Comercialización y Ventas en Chile. Hizo valijas para reemplazar a Pablo García, a quien habían elegido para hacerse cargo de la filial un año antes.

García, de 40 años, resultó el elegido en septiembre de 2017, tras la polvareda que había levantado el cierre de la planta de la empresa en Florida, un aquelarre de piedrazos, gases, balas de goma, policías heridos y manifestantes detenidos, cuyo corolario fue la “liberación de prestación de servicios” –tal cual el término técnico inicialmente utilizado– de 536 personas.

Promovido de Marketing, ocupó la posición que, en abril, había dejado vacante Sergio de Francesco, un histórico de dos décadas en la empresa, quien se resistió a implementar la decisión, al menos, de la forma en la que la encaró el headquarter regional, de Miami.

A diferencia de García, De Francesco era gerente general de PepsiCo Alimentos para la región APU (Argentina, Paraguay y Uruguay)

El desafío Pepsi, para García, era mayúsculo. Además de la puesta en marcha del “proyecto de productividad” –la migración del 100% de su producción de snacks y galletitas a Mar del Plata, donde había invertido u$s 140 millones entre 2009 y 2016–, debía revertir una delicada situación financiera.

En 2016, con una facturación neta que creció 8%, a $ 4759,7 millones, PepsiCo de Argentina perdió $ 1182,52 millones, casi 12 veces más que un año antes, también cerrado en rojo. Sus estados contables, auditados por KPMG, mostraron un patrimonio neto negativo de $ 118,8 millones. Había sido positivo en $ 491,36 millones en 2015.

Durante el primer semestre de 2017, la filial había requerido cuatro inyecciones de capital, por un total de $ 1435,86 millones.

Formalmente en el cargo a partir de noviembre de 2017, cerca de seis meses después, García ya no estaba en la empresa en la que había trabajado durante 12 años.

La filial estaba encaminada hacia la rentabilidad, con tasas de crecimiento de doble dígito en volúmenes. Sin embargo, abandonó la compañía tras una reunión que tuvo, en Buenos Aires, con Roberto Martínez, argentino que, como CEO de PepsiCo Alimentos para Sur y Centroamérica (CASA, en la jerga de la corporación), desde Miami, tuteló la operación local alineada 100% a lo definido por su jefe, el indio Laxman Narasimhan.

En abril último, Martínez fue premiado como presidente de PepsiCo México, una de las filiales más importantes de la empresa en la región.

Su jefe, Laxman –como era conocido puertas adentro de la empresa–, había sido promovido a máximo jefe comercial de PepsiCo, a escala global. Supo a premio consuelo: era uno de los dos más sólidos candidatos a reemplazar a su compatriota, Indra Nooyi, como número uno de la corporación.

Dos meses después, se anunció la llegada de Narasimhan como CEO a Reckitt Benckiser, fabricante de productos de consumo masivo como los desodorantes Air Wick, los limpiadores Dettol y Harpic, el suavizante de ropa Woolite y Durex, marca de preservativos.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo