El Cronista Comercial

Paridad de género: el 50% de los directorios de empresas deberá formarse por mujeres

Las asociaciones y las sociedades que se inscriban en la Inspección General de Justicia (IGJ) deberán tener en su directorio una composición que respete la diversidad de género 

Paridad de género: el 50% de los directorios de empresas deberá formarse por mujeres

De ahora en más, el directorio de las asociaciones y las sociedades que se inscriban en la Inspección General de Justicia (IGJ) deberá tener “una composición que respete la diversidad de género”, es decir, deberá tener la misma cantidad de mujeres y hombres.

Así lo estableció la resolución Resolución 34/2020 que se publicó hoy en el Boletín Oficial y ya entró en vigencia. La medida dispone que en caso de que la cantidad de miembros a cubrir fuera de número impar, deberá integrarse de forma mixta con un mínimo de un tercio de miembros femeninos. 

Rige para las asociaciones civiles en proceso de constitución, las simples asociaciones que soliciten su inscripción en el registro voluntario, las sociedades anónimas que se constituyan (en cuanto queden comprendidas en el artículo 299 de la ley n° 19.550, excepto las abarcadas por los inciso 1°, 2° y 7°), las fundaciones con un consejo de administración de integración temporaria y electiva, y las Sociedades de Estado.

"Deberán incluir en su órgano de administración y en el órgano de fiscalización una composición que respete la diversidad de género, estableciendo una composición de los órganos referidos que esté integrado por la misma cantidad de miembros femeninos que de miembros masculinos", detalla la norma, que tuvo en consideración leyes y tratados internacionales como los artículos 37 y 75, incisos 22 y 23, de la Constitución Nacional y la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer.

Asimismo, en ejercicio de sus facultades de autorización y control de funcionamiento de las entidades civiles, la IGJ inspeccionará que no se vulneren los beneficios por razones de sexo, nacionalidad, creencias religiosas y políticas, edad, raza, condición social y cualquier otra situación análoga, "habiéndose también estipulado que el funcionamiento de los órganos de las asociaciones civiles no podrá violar derechos adquiridos de los asociados ni producir efectos de discriminación".

Además, pondrá en conocimiento del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi) y el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación los antecedentes que justifiquen una intervención en caso de incumplimiento o reticencia en la implementación de estas políticas "tendientes a alcanzar, respetar y mantener la paridad de género".

En “circunstancias singulares, extraordinarias, atendibles y objetivas, derivadas de sus antecedentes constitutivos o de conformación o la actividad social tendente a la consecución de su objeto”, aclara la resolución, la IGJ podrá exceptuar de lo previsto “a la persona jurídica que así lo requiera”.

Según una investigación que realizaron KPMG y el capítulo local de Women Corporate Directors (WCD), solo el 10,3% de los miembros de directorio de las 1000 empresas más grandes de la Argentina son mujeres. 

"Aunque la presencia femenina en los puestos de liderazgo de las mayores corporaciones de nuestro mejoró, el porcentaje sigue siendo bajo", sostuvo en aquel momento Tamara Vinitzky, socia de KPMG y responsable de Diversidad y co-chair de WCD Argentina.

Un estudio de la organización Mujeres en la Bolsa reveló que, al momento de efectuar el estudio a comienzos de año entre 388 compañías argentinas, 86 de ellas no tenían presencia femenina en su consejo directivo (el 22,16%), una cuota mayor a la registrada en 2018, cuando el 12,94% no tenía mujeres. De 4699 puestos directivos, 3903 posiciones son ocupadas por hombres, mientras que solo 766 por mujeres, es decir, hay una fémina cada 5,1 hombres.

Shopping