El Cronista Comercial

Para la número uno de Visa: "No importa el rol, siempre hay que pensar como dueños"

La country manager para Argentina y Cono Sur de la firma, la primera en contar su experiencia en la nueva edición del ´CEO Profile´, aseguró que no hay fórmulas mágicas para ser líder y aconsejó demostrar pasión al grupo de trabajo.

"No hay que pedir permiso, más vale pedir perdón. No acepten los no si ustedes están convencidos que es bueno". La que habla directo al público con la palabra firme y convencida es Gabriela Renaudo, Country Manager para Argentina y la región Cono Sur de Visa.

En el marco del evento 'CEO Profile', organizado por El Cronista y la Revista Apertura, aseguró que "no hay fórmulas mágicas" para llegar a ser líder, pero confió que crear grupos de trabajo fuertes es clave, ya que "cuando el que comanda se cae, ese grupo es el que te levanta".

Amante de viajar tanto como de organizar esos viajes, para llegar a disfrutar de ciudades que no aparecen en los recorridos turísticos, utiliza el poco tiempo libre que le deja el trabajo para leer novelas históricas y lamenta no hay vivido unos años en el exterior, lo que considera la hubiese ayudado a desempeñarse mejor en los viajes de trabajo que afronta a diario.

"Viajar te ayuda. Uno cuando llega a otro país se tiene que adaptar a otra forma de pensar. Es algo que hubiese querido hacer y no descarto en el futuro. Vivir dos o tres años en el exterior", reconoció.

Pensar como dueño

"Me focalizo en entender la compañía y pensarla como dueña aunque esté en relación de dependencia", señaló Renaudo y fue allí donde aconsejó a los que recién empiezan, como así también a los que llevan años en el mundo laboral: "No importa en qué rol estén, sean líderes, piensen como dueños siempre".

Y profundizó: "Aún en la posición más baja de la compañía uno tiene que pensar como líder. Uno no nace siempre siendo líder, pero es algo que se puede aprender.

"Creo que parece un speach normal decir 'el trabajo en equipo es fundamental'. Pero yo creo que la clave del éxito. Yo no me quedo con lo que me toca hacer, siempre voy por más. Eso es algo para bien y para mal", admitió.

Respecto al armado de grupos de trabajo, explicó que su modus operandi es "un liderazgo en el que el jefe está más al servicio del equipo y no el equipo al servicio de su líder".

"Hay equipos que vienen dados y otros de cero. Pongo mucho foco en la parte de valores. 
Antes era más de un liderazgo de definir rumbos, hoy creo más en el liderazgo de yo estoy al servicio de mi equipo y no al revés", resumió.
 

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo