El Cronista Comercial

Mujeres líderes: la unión hace la fuerza

En la Argentina, cada vez, más organizaciones -globales y locales- abren espacios de diálogo para impulsar la mayor presencia femenina en el 'alto management' de las empresas. qué hacen las entidades, tanto a nivel educativo como en el ámbito institucional. Cómo trabajan esas redes de colaboración

Mujeres líderes: la unión hace la fuerza

Está comprobado que el talento femenino repercute en los resultados de negocios de las organizaciones. Un análisis de la consultora McKinsey & Company demuestra que las empresas cuya fuerza laboral es equilibrada en cuanto al género son un 15% más proclives a tener un mejor desempeño financiero, mientras que aquellas con más mujeres en sus juntas directivas tienden a superar a otras compañías en un 53%.

Pero aún falta un largo camino por recorrer. A pesar de los recientes cambios sociales, las mujeres están poco representadas en los puestos de dirección corporativa. El mismo estudio de McKinsey revela que, por cada 100 hombres promovidos a jefes, sólo ascienden 79 mujeres.

“Todavía, hay muchos pasos por dar, ya que persiste la disparidad en las compensaciones entre hombres y mujeres”, afirma Cristina Bomchil, fundadora y directora Ejecutiva de Valuar. La especialista considera que, a la discriminación y la subvaloración, se suman los factores biológico y doméstico.

“Son las mujeres quienes, normalmente, cuidan de los hijos en la primera etapa de su crecimiento. También, en general, son las responsables de las tareas de la casa y de la atención de los padres que van envejeciendo”, comenta, y agrega que las largas jornadas de trabajo de las empresas atentan contra lo que las mujeres sienten que es ser una buena madre.

“Aunque hoy las responsabilidades se comparten, ellas ocupan el rol primordial. Todavía, la sociedad tiene esa expectativa en torno al rol femenino. Aunque van en aumento, hay pocos casos donde la mujer profesional es el sostén del hogar”, asegura.

Incluso en la cima, las mujeres ganan sustancialmente menos que sus colegas hombres. La brecha salarial, uno de los grandes temas en el debate de desigualdad de género, todavía, es una deuda pendiente. En la Argentina, la diferencia asciende al 19%, de acuerdo a la Superintendencia de Riesgos del Trabajo (SRT).

En este escenario, poco a poco, surgen espacios en los que se instalan temas de agenda, se presentan casos de éxito y se comparten historias inspiradoras que promueven el desarrollo de la mujer hacia roles directivos y la igualdad de oportunidades. A través de eventos, programas de formación, capacitaciones, mentoring y networking, entre otras actividades, referentes de distintos ámbitos e industrias crearon asociaciones. Algunas de ellas son de índole internacional, pero desde hace un tiempo ya tienen su capítulo local; mientras que otras nacieron en la Argentina como parte de proyectos más ambiciosos.

Esto da cuenta de la importancia que se le está dando a la participación femenina en la alta dirección y de la necesidad que existe de cubrir estas posiciones”, opina Bomchil.

El creciente interés por temas relegados dio lugar a la aparición de eventos cada vez más convocantes, a los que no sólo concurren más asistentes: también compiten entre ellos para superar el nivel de los speakers y elevar la calidad del contenido que exponen.

Huella local

Con la intención de crear una agenda que genere mayor igualdad entre hombres y mujeres, Uniting Professional Women Accelerating Relationship & Development (Upward Women) llegó al país en 2016. La Argentina fue la primera sede de habla hispana y la primera en el hemisferio sur.

Upward Women tiene como objetivo dar lugar a la interacción y el intercambio de ideas, perspectivas y conocimientos, para afrontar los crecientes desafíos de la vida empresarial actual y ayudar a las mujeres a avanzar en su carrera profesional. Fue creada por Lisa Lambert, una mujer de negocios estadounidense experta en Investment Capital. En tanto, la filial local es comandada por Viviana Zocco, CEO de Grupo VI-DA y fundadora de la plataforma TKM.

Desde 2013, año de su fundación, sumó a más de 4000 miembros y se expandió por tres continentes. “Es difícil crecer sin la compañía de mentores y colegas que estén dispuestos a ayudarnos a ganar exposición, a acceder a oportunidades y a evadir los errores comunes que podemos cometer a lo largo del camino”, destacan desde Upward Women, que ofició de Knowledge Partner en el panel de Inclusión Digital del W20 Argentina.

El año pasado, su evento Hombres Líderes para el Cambio convocó a referentes masculinos de distintos ámbitos para firmar un acuerdo que apunta a la lucha por la igualdad femenina en las corporaciones. Los empresarios se comprometieron a reflexionar sobre su propio liderazgo y a revisar si están encarando las acciones adecuadas para fomentar la equidad de género en sus organizaciones.

“Entre otros puntos a cumplir, se encuentran el sponsoreo activo de las mujeres de sus compañías, la realización de entrevistas a postulantes mujeres a la hora de cubrir posiciones y el incremento del porcentaje de mujeres en puestos gerenciales y directivos para 2020”, manifiestan desde la entidad. 

“En Women Corporate Director (WCD), no hablamos sobre temas de género. Hablamos sobre gestión y negocios. Este es nuestro principal diferenciador con respecto a otras organizaciones”. Así define la esencia de WCD su chapter leader, Tamara Vinitzky, que funciona en la Argentina desde 2017. La asociación, con una trayectoria de casi 20 años, nació en los Estados Unidos, posee 80 capítulos y está presente en todos los continentes.

Sus actividades se dirigen, especialmente, a la élite ejecutiva. WCD apunta a presidentas o CEOs de empresas y a dueñas de compañías familiares cuyas ventas superen los u$s 200 millones. “En América latina, por las dificultades económicas que se presentan en muchos países, esta cifra es un poco más baja”, aclara Vinitzky, y menciona que otros países de la región ya integran la organización: “En el último tiempo, se unieron Uruguay, Chile, Perú, Colombia y Brasil, que por su envergadura, es el único país en donde hay dos sedes: una en Río de Janeiro y otra en San Pablo”.

Vinitzky explica que el organismo actúa como un semillero de las principales headhunters. “Tenemos acuerdos con distintas corporaciones en todo el mundo para acercarles a nuestras socias posibilidades a las que sólo nuestras miembros tienen acceso”, menciona.

“También, trabajamos a la par con entidades gubernamentales para fomentar la participación de mujeres en posiciones de decisión e impulsar la sanción de leyes que contribuyan a esta causa. Es un trabajo en equipo entre las políticas públicas y las empresas, que se tiene que hacer en conjunto. Es difícil si las compañías están solas y sus acciones no están acompañadas por leyes. Y es difícil si hay políticas públicas, pero si el empresariado no las adopta. Ambas son necesarias”, añade.

Pese a que WCD se enfoca en la realización de encuentros exclusivos para las socias, algunos de ellos son abiertos al público general, al que asisten tanto hombres como mujeres. “La mayor parte de los altos mandos están ocupados por ellos. Es fundamental que se involucren si queremos que las cosas comiencen a cambiar”, considera la directiva.

Asimismo, con el objetivo de dar visibilidad a las mujeres que llegaron a puestos de liderazgo, una vez al año, organizan un evento que otorga el premio Reconocimiento a la Mujer Empresaria. “Invitamos a directivos de compañías y la idea es repetirlo año a año, junto con KPMG como main sponsor”, dice Vinitzky.

Además, la co-chair cuenta que una vez al año se lleva a cabo un evento en Silicon Valley que dura cuatro días y trata las últimas tendencias de gobierno corporativo. “Es un foro que congrega a speakers del más alto nivel y participantes de todo el mundo. Hay paneles de actualidad, mesas específicas sobre temáticas e industrias, charlas y otras actividades”, apunta.

Educar por la igualdad

“Las mujeres somos transformadoras. Modificamos nuestro entorno cuando nos animamos a emprender algo en lo que creemos, cuando nos manejamos de forma colaborativa, cuando salimos de la zona de confort, cuando lideramos eficientemente equipos de trabajo, cuando nos rodeamos de otras mujeres (y hombres) y crecemos en la diversidad, cuando somos conscientes de que el cambio comienza en nosotras, cuando mejoramos nuestra comunidad y cuando nos empoderamos. En definitiva, cuando nos animamos a seguir nuestros sueños y trabajamos por ellos”, dicen desde Voces Vitales, entidad que tiene como slogan “Invertir en la mujer es transformar el mundo”.


Desde junio hasta octubre, la asociación realizará la tercera edición consecutiva de su programa Mujeres Transformadoras, que, al igual que los años anteriores, se desarrollará en simultáneo en Buenos Aires y Córdoba.

La capacitación cuenta con cinco jornadas presenciales gratuitas a cargo de especialistas, en las que se abordan diversos temas en talleres y se brindan herramientas prácticas. Son 60 las participantes (30 por cada sede). El ciclo finaliza con un pitch ante el jurado, que selecciona a una terna finalista. Hay dos ganadoras por sede y cada una recibe una suma de $ 100.000.

“Este año, sumamos un premio que incluye un mentoreo por parte de integrantes destacadas de Voces Vitales para las finalistas de cada sede”, añaden.

En los últimos años, también se gestaron iniciativas en el ámbito educativo. Desde 2009, el IAE Business School lleva adelante un seminario con un enfoque multidisciplinario, centrado en el liderazgo femenino y las habilidades necesarias para potenciar el desarrollo profesional, de la mano de la conciliación trabajo-familia.

“Se trata de conocer las características diferenciales del talento de la mujer para optimizar sus fortalezas e identificar oportunidades. Esto permite definir estrategias y alinear la carrera con los objetivos personales y familiares”, explica Patricia Debeljuh, directora del Centro Conciliación, Familia y Empresa (Confye) del IAE.

Ediciones pasadas de Mujer y Liderazgo giraron en torno a temas como competencias directivas, networking y el valor de la complementariedad varón-mujer. “Se combinan conocimientos teóricos con ejercicios prácticos, individuales y grupales, y se utilizan técnicas como role playing, exposiciones, storytelling y media training, basadas en el aprendizaje entre pares y con la ayuda de instructores especializados”, detalla Debeljuh.

En ellos, participaron expositores reconocidos: la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, los empresarios Gustavo y Andrea Grobocopatel, y directivos de compañías con larga trayectoria en el mercado local, como Kimberly-Clark, Walmart y HP, por mencionar algunas.

Desde 2012, el IAE también organiza, junto con el Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresa (IPADE) de México, el seminario internacional Talento Femenino + Alta Dirección. “Es un evento único y exclusivo que convoca a números uno, dueñas y presidentas de compañías, directivas del top management de firmas regionales y quienes quieran conocer el impacto de la participación femenina en el modelo de negocios y fomentar las buenas prácticas. Promueve la diversidad generacional y el talento femenino, atendiendo las demandas de las empresas, las familias y la sociedad, en aras de lograr el desarrollo integral de la persona. Los temas se trabajan mediante paneles interactivos, conferencias, espacios de networking y actividades de design thinking”, señala Debeljuh.

Hasta el momento, los encuentros se realizaron en Miami (los Estados Unidos) y Cancún (México), pero el evento de este año se llevará adelante en octubre en Guayaquil, la ciudad portuaria de Ecuador.

“En todas estas iniciativas, buscamos potenciar las competencias de liderazgo y comunicación de las mujeres para que desarrollen su trayectoria profesional sin pagar un alto costo a nivel personal o familiar”, concluye la académica del IAE.

Al igual que el IAE, la Universidad Torcuato Di Tella también tiene un programa orientado a afianzar el liderazgo de la mujer en las organizaciones. “En línea con uno de nuestros pilares, la igualdad de oportunidades, decidimos lanzar Mujeres en Negocios. Dadas las desigualdades de género en el mundo del empleo, buscamos generar mecanismos que aseguren más participación para más mujeres”, expresan desde la entidad.

“Creamos espacios de networking entre graduadas, estudiantes actuales y potenciales alumnas, con el objetivo de nutrir sus redes de contactos, compartir sus inquietudes respecto del desarrollo de carrera y resaltar la importancia de que las mujeres participen de estas actividades para trabajar su liderazgo”, destacan.

Una de las primeras acciones del programa fue convocar a un grupo de graduadas comprometidas con la creación de un sistema de embajadoras, que se presentan como referentes para alumnas actuales y potenciales. Son las responsables de ofrecer consejos a nivel académico y compartir su experiencia personal. “Además, tenemos planeados eventos y encuentros para el resto del año”, explican.

Acompañamiento en la carrera

Luego de dirigir durante 20 años las finanzas de Los Grobo, un grupo de empresas dedicadas a los negocios agropecuarios que fundó junto a su padre y sus hermanos, Andrea Grobocopatel sintió que podía realizar un aporte a la sociedad desde otro ángulo. Con el objetivo de alentar a las mujeres a desarrollarse profesionalmente para que sean más la que lleguen a puestos de decisión, creó, en 2012, la Fundación Liderazgos y Organizaciones Responsables (FLOR), que hoy preside.

Su intención es preparar a las mujeres para que lleguen a la alta dirección de todo tipo de organizaciones, mientras incorporan conocimientos y herramientas claves para desempeñarse de manera profesional. “El primer programa que ideamos se llamó Cosa de Mujeres. Hoy, esta propuesta continúa como un apoyo a mujeres que necesitan herramientas para motivarse a cumplir sus proyectos y sus sueños”, se remonta a los orígenes de FLOR Liliana D'Anunzio, socia fundadora del organismo.

Luego, se sumó otra iniciativa: Mujeres en Decisión (MED). “Diseñado para profesionales que aspiran a ocupar cargos de decisión en el mundo laboral o social, y que se proponen desarrollar un liderazgo valorando la perspectiva de género, ofrecemos dos modalidades para cursar: jornadas reducidas en un horario after-office y jornadas completas. Las inscripciones se encuentran abiertas y comienzan en agosto y octubre, correspondientemente”, afirma D'Anunzio.

La fundación, dice, es un canal para compartir aprendizajes y experiencias en los temas en los que ya hay un camino recorrido. “Es por eso que, también, realizamos charlas sobre liderazgo, empoderamiento, diversidad e inclusión en diferentes eventos públicos y privados de empresas y otras organizaciones”, comenta, y agrega que trabajan sobre pensamientos arraigados en las mujeres, como la culpa.

“Nuestros cerebros vienen seteados de antemano. Las responsables de cambiar la manera en que afrontamos muchas dificultades que se presentan somos nosotras mismas. Les dedicamos especial atención a esto y fomentamos la introspección”, insiste D'Anunzio.

Mientras transitaba el nacimiento de su hija como gerenta de Marketing de una multinacional, Silvina Prekajac vislumbró la necesidad de acompañar a aquellas mujeres que, pese a la maternidad, desean seguir creciendo en posiciones de poder dentro de las organizaciones. De ahí surgió su consultora Giving Birth y su libro "Estoy embarazada. ¿Cómo sigue mi carrera profesional?".

“Desde mi experiencia profesional, de más de 15 años, en posiciones de construcción de marcas, con particular foco en la innovación y la gestión de equipos, sentí que podía sumar un valor agregado a aquellas organizaciones que buscan generar un cambio sustancial en la inclusión de la mujer en la toma de decisiones”, explica.

Licenciada en Comercialización y en Administración de Empresas, con un posgrado en Management del IAE, señala: “Hemos acompañado con programas de maternity mentoring a empresas de primera línea, así como también hemos inspirado la diversidad de pensamiento y nuevos modelos de organizaciones”, señala.

En la actualidad, Giving Birth ofrece capacitaciones, programas de mentoreo, laboratorios de ideas, workshops tanto para compañías del sector privado y público como a mujeres que se encuentran próximas a experimentar la maternidad o ya son madres.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo