El Cronista Comercial

Medanito entra en default afectada por el coronavirus

Por la pandemia del Covid-19 y la crisis del sector a nivel mundial, la petrolera informó que no podrá hacerle frente a sus obligaciones. Hoy, tiene más deudas que activos

Medanito entra en default afectada por el coronavirus

En plena cuarentena por el coronavirus, la petrolera Medanito entra en default. La empresa advirtió que no podrá cancelar sus deudas, pese a las sucesivas prórrogas otorgadas por sus acreedores. 

La firma ya había postergado unas 11 veces los vencimientos y debía cumplir con la 12° extensión el 31 de marzo pasado. Pero, al igual que en las ocasiones anteriores, no pudo hacerle frente al pago de sus obligaciones.

La pandemia fue "la gota que rebalsó el vaso". Según informó la empresa productora de hidrocarburos a la Comisión Nacional de Valores (CNV), el contexto actual golpeó de lleno a la recuperación de sus ingresos, que ya se encontraban endebles previo al aislamiento obligatorio. La fuerte baja del precio del crudo y la suspensión de compras por parte de las refinerías terminaron por debilitar sus frágiles finanzas. 

Las empresas de emergencias reforzaron sus servicios, pero esperan bajas de hasta el 70% de la rentabilidad

Por el avance del Covid-19 en la Argentina, las compañías que ofrecen servicios de emergencias registraron un aumento de la demanda. Aunque las autoridades de salud pública instan a la población a llamar a la línea telefónica 107 del Sistema de Atención Médica de Emergencias (SAME) en caso de presentar síntomas de coronavirus, estas empresas también reciben a diario consultas y brindan atención médica por este y otros cuadros.

La compañía negocia desde el año pasado la reestructuración de un préstamo por u$s 80 millones que recibió en 2017 por parte del Credit Suisse para financiar sus planes de desarrollo y Obligaciones Negociables (ON) Clase 10 por u$s 20 millones, recibiendo, en promedio, una prórroga por mes, con el argumento de que cancelará sus obligaciones en breve.

Originalmente, estaba previsto que abonara la primera cuota del crédito en enero del año pasado, pero desde entonces acordó diversos “plazos de espera”, que se prolongaron hasta ahora.

"Las imposibilidades de pago se agravaron, principalmente, por factores externos que afectaron adversamente a la Sociedad y sus operaciones. La pandemia del Covid-19 y las medidas que se adoptaron para paliar sus efectos generaron y continuarán generando distintos obstáculos e impedimentos para que la Sociedad cumpla en tiempo y forma sus obligaciones (incluyendo el pago bajo las ONs y bajo el préstamo)", explicó la empresa en el comunicado que envió a la Comisión Nacional de Valores (CNV).

La situación de Medanito se agrava aún más por la crisis internacional del sector petrolero iniciada a principios de marzo, debido a la caída abrupta del precio internacional del barril del petróleo como consecuencia de las negociaciones entre los países miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) y aliados no miembros encabezados por Rusia (Opep+).  

"La demanda del petróleo cayó drásticamente y del mismo modo aún más su precio, respecto del cual, en las condiciones existentes, no puede tenerse ningún tipo de certeza. Las refinerías suspendieron su operación y la compra de combustible crudo, sin vislumbrar por ahora cuando se normalizará la actividad", describió el contexto actual la compañía en su texto.

En esta coyuntura de emergencia sanitaria y crisis de la industria, la petrolera avisó que se encuentra forzada "a reducir al mínimo las operaciones y la estructura de costos" a fin de garantizar el "principio de empresa en marcha" y morigerar todos los impactos negativos y adversos que tiene y tendrá esta situación en sus resultados.

"En esta instancia de incertidumbre sobre el devenir de los acontecimientos, el curso de acción más prudente y diligente que podrá seguir la Sociedad es privilegiar el cumplimiento respecto de los compromisos que se encuentren estrictamente asociados a sus operaciones, incluyendo especialmente los laborales y de la seguridad social asumidos con todos sus colaboradores", destacó la empresa.  

De igual modo, dejó en claro que ni bien logre algún avance, ya sea que reciba cualquier tipo de notificación de los acreedores de las ONs y del préstamo o tenga algún tipo de certeza sobre la recomposición de sus operaciones y flujos de fondo para hacerle frente a sus compromisos financieros, comunicará la situación oportunamente.

La crisis económica y la devaluación de los últimos meses provocaron un derrumbe de su rentabilidad. Como se refleja en su último balance, la petrolera cerró 2019 con un rojo superior a $ 6800 millones, en contraste con los $ 3100 millones de 2018. Según informó a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, su patrimonio neto es negativo y alcanzó los $ 4285 millones de pesos.

También, tuvo una producción menor. En 2019, la operadora perdió el 10,7% de sus barriles: pasó de producir en diciembre de 2018 1150 barriles por día en todas sus áreas a los 1024 que registró en diciembre último.

La empresa energética se dedica a diversas actividades, como el up-stream (la exploración y la explotación de petróleo y gas natural), el desarrollo de horizontes no convencionales (shale oil y shale gas), mid-stream gasífero a través de la separación de gases ricos (GLP), la generación de energía eléctrica con combustibles líquidos y gaseosos, soluciones tecnológicas integrales de ingeniería y fabricación de equipos para el sector hidrocarburífero, y la promoción y el aprovechamiento de recursos naturales.

Shopping