El Cronista Comercial

IRSA vendió la "Torre Bouchard" al triple de valor que la compró

La firma encabezada por Eduardo Elsztain se desprendió de la propiedad de Bouchard 710, en su plan de renovar la edad de sus edificios. Hubo un solo comprador

IRSA vendió la

IRSA Propiedades Comerciales, el grupo encabezado por Eduardo Elsztain, vendió la torre de oficinas de Bouchard 710 por u$s 87,2 millones. El comprador es la empresa química Dow, que paga al contado y conserva a las compañías que hoy alquilan pisos en el edificio.

Como explica la compañía en la comunicación a la CNV, "se trata de un edificio de oficinas de categoría AAA, con calificación LEED Gold, ubicado en una de las zonas corporativas premium de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires". Por ese edificio había pagado u$s 27,2 millones hace 15 años. Funcionan allí oficinas de grandes empresas como Microsoft , KPMG y Samsung

La torre tiene 15.014 m2 locativa en 12 pisos de oficinas con 116 unidades de cocheras. Se estima un valor por m2 de u$s 25.800.

En el comunicado también especifican que "el resultado contable de esta operación será reconocido en los Estados Contables de la Sociedad del 1er trimestre del PF 2021". Con la venta, la firma obtuvo liquidez para hacer frente su deuda de este año con vencimientos por u$s 140 millones. 

El edificio ubicado entre la avenida Córdoba y Leandro Alem tiene una larga historia. En 1949, el terreno fue comprado por la Agrupación de Trabajadores Latinoamericanos Sindicalizados (ATLAS) y dos años más tarde montó el edificio ALEA, vecino de la icónica torre porteña ATLAS.

En 1992, la estructura pasó a la órbita del Archivo General de la Nación (AGN), pero no se concretó ningún proyecto. Por esta razón, la Agencia Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) remató seis años después el inmueble, que fue adquirido por la agroindustrial estadounidense Cargill por una suma de 6,5 millones de pesos e inició un proceso de remodelación del mismo en agosto del 2000. 

Una vez modernizado y con el logo de Microsoft en la fachada, la tecnológica alquiló el 25% de las oficinas del edificio inaugurado en febrero 2001. En 2005, pasó a manos de la desarrolladora de Eduardo Elsztain y, a comienzos de 2011, el símbolo fue reemplazado por el de la firma surcoreana Samsung, vigente al día de hoy.

Aun con el mercado inmobiliario frenado, la venta del Edificio Bouchard se suma a otras operaciones que realizó IRSA recientemente.

En junio de este año, el holding vendió dos pisos de 200 Della Paolera al Banco Industrial por u$s 16,9 millones, mientras que un mes después se desprendió de un inmueble y cinco cocheras en la torre Boston, situada en el distrito Catalinas Norte por un monto de u$s 6,7 millones.

En su balance, IRSA Propiedades Comerciales informó que en el primer trimestre registró pérdidas operativas por $461.654. La empresa, con 332.642 m2 operados en 14 centros comerciales en todo el país, 115.640 m2 en 8 edificios de oficinas premium y una extensa reserva de tierra para desarrollos comerciales, vio afectados sus estados contables por los efectos de la pandemia del Covid-19.

"Como consecuencia del aislamiento social, preventivo y obligatorio, se produjo el cierre de los centros comerciales en todo el país, quedando operativos exclusivamente aquellos locales dedicados a rubros considerados esenciales", explicó la firma.

Por esta razón, la subsidiaria de IRSA pospuso el vencimiento de los alquileres básico y fondo de promoción colectiva de los meses de abril y mayo de 2020 y señaló que detectó un incremento de los índices de morosidad de algunos locatarios.

Los predios de La Rural, los Centros de Convenciones de Buenos Aires y Punta del Este y el estadio DIRECTV Arena, establecimientos que la desarrolladora administra en forma directa o bajo concesión se encuentran también cerrados desde el día 20 de marzo. "La fecha de reapertura de estos establecimientos es incierta, así como también la futura agenda de ferias, convenciones y espectáculos", manifestó la empresa en la presentación de sus resultados.

IRSA CP señaló que la situación actual tanto del país como mundial generó una gran volatilidad en los mercados, que significó "una disminución de $1.030.480 en la valuación de los instrumentos financieros medidos a valor razonable". "El alcance final del brote de coronavirus y su impacto en la economía del país es desconocido e imposible de predecir razonablemente. Sin embargo, si bien ha producido efectos significativos a corto plazo, no se prevé que los mismos afecten la continuidad de los negocios", sumó.

Por último, la deuda financiera IRSA CP para los próximos doce meses consiste en el vencimiento de las Obligaciones Negociables Clase IV por un valor nominal de u$s140 millones en el mes de septiembre 2020 y el equivalente a u$s27,3 millones con bancos.

Comentarios2
Pedro Parra
Pedro Parra 02/08/2020 06:02:44

Si se vendió a U$S 87M y tiene 15.000 m2, el valor por metro es de U$S 5.800/m2, lejos de los U$S 25.000/m2 que dice la nota. Si fallan en matemática básica, no se que dejan para el contenido de la nota.

Ruslan Mazepa
Ruslan Mazepa 31/07/2020 11:19:29

Precio de venta / metros totales = 6K, no 26k!!