El Cronista Comercial

Glencore ofreció u$s 325 millones para quedarse con el resto de las acciones de Vicentin en Renova

La agroexportadora suiza quiere comprar el remanente de las acciones de la planta de trituración de soja que está en manos del grupo agroindustrial. En diciembre, ya había elevado su participación al 66,7%

Glencore ofreció u$s 325 millones para quedarse con el resto de las acciones de Vicentin en Renova

Glencore ofertó u$s 325 millones por la participación minoritaria en Renova, la planta de trituración de soja que posee el holding concursado Vicentin, que está sumido en una grave crisis financiera desde fines de 2019. 

Fuentes cercanas a las negociaciones le dijeron a la agencia de noticias Reuters que la agroexportadora suiza hizo una oferta inicial que expiró a fines de marzo y se prepara ahora para renovarla, aunque la pandemia del coronavirus puede afectar el proceso.

"Glencore planea volver a hacer su oferta a Vicentin por el remanente de acciones de Renova", señalaron en diálogo con Reuters.

Latam prevé recuperar toda su demanda en diciembre de 2021

LATAM Airlines está dando la pelea al coronavirus en los seis países en los que opera (Perú, Argentina, Chile, Brasil, Ecuador y Colombia). Pero la tarea no es fácil, ya que la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (Iata) aseguró que las aerolíneas dejarían de recibir u$s 252.000 millones ante el cierre de las fronteras.

Hasta fines del año pasado, Glencore y Vicentin tenían, cada uno, el 50% de la planta. Pero cuando la aceitera entró en cesación de pagos en diciembre, Glencore compró un 16,7% adicional de Renova y elevó su participación total al 66,7%. "Ahora está buscando comprar el resto", reforzaron.

Renova, con 20.000 toneladas de capacidad de molienda diaria en la ciudad santafesina de San Lorenzo, es una de las principales plantas del mundo para triturar soja y uno de los activos más importantes de Vicentin. Según contaron, el juez que sigue la causa de Vicentin fue informado de la oferta hace semanas, bajo un acuerdo de que caducaría a fines de marzo.  

Según las fuentes, los fondos podrían servirle al grupo agroindustrial para salir de su crisis financiera, mientras avanza en la renegociación de deuda con sus proveedores, principalmente, productores agropecuarios y cooperativas. Según informaron, se alcanzó un 50% de adhesión por parte de acreedores que estarían dispuestos a acordar.

Hasta el momento, la deuda comercial de Vicentin ronda los u$s 300 millones, a lo que hay que sumarle más de u$s 1000 millones de pasivo con los acreedores financieros (bancos locales e internacionales). Según informaron, se alcanzó un 50% de adhesión por parte de acreedores que estarían dispuestos a acordar.

Shopping