El Cronista Comercial

Garbarino en crisis: paga el 32% de los sueldos y se dilata su venta

Su futuro es cada vez más incierto por su crítica situación financiera: Inverlat, el primer interesado en comprar la cadena, dio un paso al costado y ahora se negocia con Covelia

Garbarino en crisis: paga el 32% de los sueldos y se dilata su venta

En medio del parate por la cuarentena obligatoria a causa del coronavirus, y con el arrastre de su grave situación financiera, Garbarino les informó ayer por la tarde a sus empleados que solamente les pagará el 32% de los sueldos correspondientes al mes de marzo, dato que le confirmaron a El Cronista fuentes allegadas a la empresa.

La cadena de electrodomésticos es una de las más importantes de la industria: con el 22% del market share, posee 4000 empleados, 200 sucursales en el país y una planta en Tierra del Fuego. "Los trabajadores enfrentamos la incertidumbre de cómo sobrevivir en este contexto de crisis económica", "Voy a recibir el 30% de mi sueldo este mes, una angustia terrible", "Necesitamos visibilizar el problema para que alguien del Gobierno intervenga urgente", fueron algunos de los mensajes que circularon en Twitter.

Si siguen las sucursales cerradas, nos dijeron que es probable que tampoco nos paguen lo que falta en abril ni tampoco el sueldo de ese mes. Y si continúa así la situación, también seguramente van a cortar el pago de las prepagas”, contó un trabajador de la firma.

Coronavirus: una petrolera de EE.UU. se declaró en bancarrota y es la primera víctima de la caída del crudo

Whiting Petroleum Corp se declaró en bancarrota bajo el Capítulo 11, informó este miércoles el productor de shale (esquisto) de Estados Unidos. Así, e s la primera víctima de la caída de los precios del crudo, que se espera que afecte a la producción récord de ese país, informó la agencia Reuters.

Según pudo saber El Cronista, la empresa garantizó la cobertura médica, por el momento, hasta mediados de mayo, pero no estipuló una fecha de pago de la parte restante de los sueldos.

Por su parte, el Sindicato de Empleados de Comercio todavía no emitió ningún comunicado oficial ni dio a conocer si tomará alguna medida al respecto, aunque está al tanto de lo ocurrido.

En una comunicación interna a sus empleados, la compañía atribuyó su decisión a la "crítica situación" financiera que atraviesa, que se agravó durante el aislamiento obligatorio decretado por el Gobierno para contener la pandemia.

Para esta semana, se esperaban novedades en relación al avance de las negociaciones por la venta de la empresa. Sin embargo, "todo sigue igual", aseguran fuentes vinculadas al proceso.

El primer oferente, el fondo Inverlat −liderado por ex banqueros de la City y dueño de empresas como Havanna, Reef, ICSA y Aspro GNC−, perdió el beneficio de la exclusividad que tenía para negociar. Se le venció el domingo y no hubo prórroga, pero tampoco reavivió su interés.

"Se trabajó contrarreloj en elaborar una propuesta que estuviera acorde a las exigencias de Inverlat y ya se logró una adhesión muy alta en el acuerdo con los proveedores, sobre todo, en cuanto a la disminución del monto de la deuda, que era lo que Inverlat pedía. En ese sentido, se destrabó el principal obstáculo que había dejado en stand-by la venta. Por eso, el hecho de que se hayan corrido tiene que ver más con la coyuntura que con los términos puntuales del consenso", considera una fuente cercana a Garbarino.

El fondo había acordado en enero con los principales bancos acreedores de la cadena quitas de aproximadamente el 75% sobre un pasivo financiero de alrededor de $ 5000 millones. Intentó replicarlo con los proveedores comerciales, con quienes la empresa acumula una deuda cercana a $ 7000 millones, pero no tuvo éxito, por lo que dio un paso al costado y adoptó una postura de wait & see.

Inverlat afirma que no hubo una propuesta formal. "En la medida en que haya avances, se podrá retomar el tema. Todo depende de cómo evolucione. No nos bajamos, pero estamos lejos. Si vos me preguntás en este momento, la respuesta es 'no'. Es difícil tomar una decisión en este contexto. Cambió todo a nivel local y global", expresan desde el fondo.

La empresa propiedad de los hermanos Daniel y Omar Garbarino ahora se enfoca en negociar con un segundo interesado: Covelia, empresa de servicios de limpieza urbana dirigida por Ricardo Depresbiteris, que tendría cierta vinculación con el sindicalista Hugo Moyano, según se comenta en el mercado.

"Sigue el interés de este segundo posible comprador. Igualmente, no hay nada confirmado. Hasta el momento de poner la firma, no hay nada 100% cerrado", asegura un especialista que sigue de cerca el deal.  

Según relata en su sitio web, Covelia "ofrece un amplio rango de servicios de higiene, iluminación y logística al sector público y privado con un alto valor agregado y costos realmente competitivos".

Desde el sector, reconocen que más allá de los esfuerzos de la compañía por intentar salvar su destino, "en un momento tan complejo, difícilmente alguien se quiera hacer cargo de una empresa en este estado, aunque siempre puede aparecer un interesado en el horizonte". "Cambiaron todas las condiciones. ¿Vos podés proyectar, hoy, cuántos televisores se van a vender este año?", le dijo una fuente de la industria a El Cronista a comienzos de esta semana.

Sea como sea, quien se quede con Garbarino enfrenta un escenario complejo. Las ventas de electrodomésticos cayeron en 2019 un 24% en unidades, según un informe de la consultora Gfk, a lo que se suma un panorama incierto por el Covid-19.

Luego de un "veranito" que vivió el mercado a comienzos de la cuarentena, a raíz de un pico de ventas de notebooks que se registró debido a la necesidad de trabajar de forma remota, la demanda volvió a desplomarse.

Antes del cierre por la cuarentena, empleados de la cadena contaban que cada vez había menos mercadería en las sucursales y que, por la crisis, el público solo se acercaba por descuentos y promociones.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar