El Cronista Comercial

Garajes en crisis: a la cuarentena le suman la caída de usuarios con abono

Los estacionamientos por hora están sin actividad desde que comenzó el confinamiento y hoy una importante cantidad de clientes retiró los vehículos de las cocheras mensuales

Garajes en crisis: a la cuarentena le suman la caída de usuarios con abono

Las luces de alarma de los garajes porteños suenan con fuerza. Es que a la parálisis casi total desde que se decretó la cuarentena obligatoria se sumó que hoy muchos clientes de cocheras mensuales decidieron retirar sus autos y dejarlos en la calle. Así, en el sector están haciendo cuentas para ver cómo pagarán salarios y alquileres.

"Si bien la actividad está dentro de las excepciones al confinamiento previstas por el DNU del presidente Alberto Fernández, lo cierto es que los estacionamientos por horas no están funcionando y en el caso de las cocheras mensuales, la mayoría de los inquilinos no están pagando el alquiler", señaló Eduardo Sánchez, presidente de la Cámara de Garajes, Estacionamientos y Actividades Afines (Cagesra).

Uno de los principales problemas, indicó, es que, a raíz de la cuarentena, muchos clientes tuvieron una importante baja en sus ingresos. En ese contexto, uno de los primeros gastos que se cortan es, precisamente, la cochera.

En el caso de quienes alquilan cochera mensual en el centro, Sánchez cree que deberán pagar la mensualidad a pesar de que no la estén usando: "No sabemos cómo ni cuando, pero no estamos en posición de no cobrar. Hay familias que dependen de nosotros".

En la ciudad hay cerca de 2000 garajes y unos 400 de ellos están en el microcentro, según los datos de la Cagesra. En el último año cerraron sus puertas cerca de 200 estacionamientos, a raíz de nuevas exigencias impuestas por el gobierno porteño, el incremento en las tarifas de servicios públicos y costo de seguros, y las restricciones a la circulación de autos, entre otros factores.

La falta de pago, explicó, ya se empezó a sentir durante marzo, con lo que la situación ya es crítica. Además, pese a que la actividad está incluida dentro de las que el DNU consideran esenciales durante la cuarentena, no está alcanzada por ningún beneficio que la ayude a pasar este momento.

"No nos ofrecen nada. Y estamos tratando de hablar con alguien del Gobierno, pero no conseguimos que nadie nos atienda. Hacer esto por vía electrónica es muy complicado", se quejó Sánchez.

La actividad venía de varios años de caída y esta situación los encuentra sin espalda financiera.

Según confirmaron desde una importante cadena de garajes porteña, algunos establecimientos ya venían recortando horas extras a sus empleados y reorganizando los cronogramas de trabajo para aminorar las pérdidas que venían sufriendo en las últimas semanas, ante una fuerte caída de la circulación vehicular en las calles. Esto, además, trajo malestar entre los trabajadores, quienes destacan que la mayor diferencia económica la obtienen a partir de los extras.

"Ahora dicen que se van a ofrecer préstamos con tasa subsidiada para capital de trabajo. ¿Cómo voy a tomar deuda si después no sé si la voy a poder pagar? Estamos en una situación crítica", concluyó.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar