El Cronista Comercial

Flavio Devoto, de Caeme: "Nunca antes hubo tantos caminos que tratan de buscar la solución"

El ejecutivo, presidente de la cámara y gerente general de Abbvie Cono Sur, se mostró "cautamente optimista" con respecto a la vacuna para el coronavirus y puntualizó los desafíos que planteó la pandemia

Flavio Devoto, de Caeme:

Flavio Devoto, presidente de la Cámara Argentina de Especialidades Medicinales (Caeme) y gerente general de Abbvie Cono Sur, este martes brindó su testimonio en el marco del tercer Health Leadership Forum que organizaron El Cronista Comercial y la revista Apertura y describió lo que está ocurriendo en el sector, en medio de la pandemia del coronavirus.

"Nosotros representamos a 43 empresas de investigación que hacen productos innovadores y esta situación que nos toca vivir es una inédita, ya que la salud está en el centro de la agenda", detalló. En ese sentido, acotó: "Creo que es la primera vez que se habla tanto de lo que es el desarrollo de un medicamento y de lo complejo que es porque, justamente, la sociedad está esperando el desarrollo de las vacunas". 

Devoto comentó que su sector representa a un tercio de la inversión privada que se hace en investigación y desarrollo en la Argentina. "Somos una de los principales organizaciones que llevamos esa investigación clínica", destacó. 

De acuerdo con sus declaraciones, el proceso de investigación es "muy complejo" y "sumamente regulado" por todas las agencias oficiales del mundo y los ministerios de Salud.

Desarrollar un medicamente lleva entre cinco y siete años, a un costo de aproximadamente u$s 2500 millones, precisó, por lo que "son esfuerzos que solamente pueden desarrollar compañías que ya cuentan con experiencia y recursos". Además, contó que se trata de un proceso "sumamente improductivo", ya que, de 10.000 moléculas que se investigan en el laboratorio, solo unas pocas son finalmente aprobadas

Consultado acerca de si la tendencia de inversión continúa en el rubro en este contexto, el presidente de Caeme, convencido, respondió: "Sí, totalmente". Y, en esa línea, explicó: "La pandemia trajo muchísimas investigaciones globales, de las cuales la Argentina participa. No solamente en vacunas, sino también tratamientos para el coronavirus". 

"Y, como nos pasó a todos, tuvimos que desarrollar esta tarea también de forma digital, que fue todo un desafío (...). Hubo que adaptarse y aprender. Por suerte, las 43 empresas de Caeme ya estaban transitando un proceso de digitalización en varias áreas -resaltó-. Eso, obviamente, se acrecentó con la pandemia y nos permitió desarrollar la actividad sin ningún tipo de interrupción". 

La Argentina, un país referente en salud

Devoto remarcó que "la Argentina es un país de referencia en América latina, por supuesto, en el Cono Sur; es un gran país con legado científico". A su vez ,recordó que el país tiene varios premios Nobel en Medicina y Fisiología

"Hay una comunidad médica muy fuerte y muy bien formada, hay universidades públicas y privadas fuertes. Eso hace que se haya creado un ecosistema muy favorable para el desarrollo de la investigación", recalcó.

Según expuso, el talento es lo más importante para las empresas de Caeme. "Y, en ese sentido, yo creo que tenemos una buena fuente de talento", evaluó, al tiempo que aseguró que hay gente muy bien formada y que el argentino se destaca a nivel de mejora continua.

Vacuna contra el coronavirus

Con respecto a la anhelada vacuna que le pondría un punto final a la pandemia, mencionó que "hay distintas estrategias para conseguirla", lo cual eso genera "una mayor posibilidad de que en el futuro mediato tengamos alguna solución al respecto".

"Nosotros somos cautamente optimistas -describió-. Optimistas porque queremos el bien común, somos todos parte de esta sociedad, y realmente la vacuna es una solución importante. Pero, cautamente, porque necesitamos tener los datos y que los procesos estén bien hechos para garantizar la efectividad y seguridad de esa vacuna".

"Hay muchas estrategias diferentes y muchísimos recursos en pos del desarrollo de una vacuna. Creo que nunca antes hubo tantos caminos que tratan de buscar la solución, así que, en ese sentido, soy optimista. Pero, también, apelo a la responsabilidad de que tenemos que tener una vacuna que sea efectiva y segura".