El Cronista Comercial

El plan del 'unicornio del cannabis' para desarrollar el negocio en la Argentina

En una entrevista exclusiva con El Cronista, el country manager de Canopy Growth, Marcelo Duerto, detalló los pilares en los que se basará la primera fase de su expansión en el país. Además, asegura que es "prematuro" pensar en el negocio del cannabis recreativo en la Argentina.

Ternium espera que se disipe la incertidumbre para definir proyectos

A Marcelo Duerto le mencionaron que una gran empresa farmacéutica estaba buscando un  CEO para liderar su desembarco en el mercado argentino. Tras 26 años de experiencia en Accenture, y casi una década dedicada a las prácticas de salud y pharma, se consideraba listo para tomar el desafío. Poco después le confirmaron que se trataba de Canopy Growth, el player más importante del negocio del cannabis , por lo que el directivo tuvo que ponerse al día con una industria incipiente en estas latitudes pero que crece a pasos agigantados al norte del continente americano. En una entrevista exclusiva con El Cronista, Duerto detalla los planes que el unicornio de la marihuana medicinal tiene para la Argentina.

En septiembre de 2017, el Gobierno reglamentó la Ley n° 27.350 que regula la investigación médica y científica del uso medicinal del cannabis. Esto abrió la puerta para que las multinacionales de los Estados Unidos y Canadá, dos de los principales jugadores de la industria, posaran sus ojos en el país. La canadiense Canopy, que está valuada en más de u$s 11.000 millones, creció a fuerza de adquisiciones complementarias a su negocio y se convirtió en la primera firma del sector en salir a la Bolsa. Su expansión al mercado latinoamericano comenzó a principios de 2018 y recién en marzo de este año creó su subsidiaria local.

“Me tomé estos meses para conocer el ecosistema. Hablar con distintos actores que tienen que ver con el mundo del cannabis medicinal, desde médicos y pacientes hasta asociaciones”, cuenta Duerto, quien también supervisará Uruguay, Paraguay y Bolivia para analizar posibles negocios. Hoy, la compañía oficializará un acuerdo con UBATEC, unidad tecnológica de la Universidad de Buenos Aires, que servirá para cumplir con los dos pilares que tienen en su primera fase en la Argentina, educación y ciencia.

“Hay mucha desinformación y lo primero en lo que vamos a avanzar es en la creación de un curso para hablar sobre el cannabis medicinal, tanto para médicos como para funcionarios, miembros de la Justicia y población en general”, apuntó. A su vez, financiarán investigaciones para avanzar en estudios preclínicos y clínicos que les permitan obtener evidencia dura sobre los efectos de este producto en la salud. Y señaló: “Nuestro rol es reducir el estigma, desmitificar con evidencia”.

La empresa tiene un plan de inversiones de u$s 150 millones para la región, donde identifica un mercado potencial de 4 millones de habitantes, del cual un 10% se encuentra en la Argentina. Colombia es el centro de producción, con una finca de 126 hectáreas ubicada en Neiva, desde donde planean exportar productos a la región, mientras que Chile es el hub de Investigación y Desarrollo. Además, opera en México, Perú, Brasil y el Caribe –sus HQ regionales se encuentran en Panamá.

“La Argentina es un país que puede apalancar desde su agricultura, más que nada para lo que tiene que ver con cáñamo. Esta industria podría traer inversiones y generar trabajo. Desde el Norte hasta Buenos Aires es una franja apta para producir cannabis y cáñamo”, mencionó. No obstante, Duerto plantea que la idea de iniciar una producción en este territorio, aunque sea piloto, aún es “muy prematura”.

Por ahora son dos las compañías que ya cuentan con territorios para producir cannabis en el país. El grupo canadiense Wayland se quedó con 819 hectáreas en San Juan. En tanto, la estadounidense Players Network consiguió la habilitación por parte del Ministerio de Seguridad para abrir un centro productivo de 14.000 hectáreas en Jujuy.

Si bien más de la mitad de los ingresos de Canopy a nivel global se basan en el negocio canadiense del cannabis recreativo, en América latina se concentra exclusivamente en su brazo medicinal a través de la marca Spectrum Therapeutics. “Mi expectativa es que en 2020 podamos empezar a traer, desde Canadá, algunos productos. No digo de registrarlos, pero sí comenzar a trabajarlos bajo el esquema de régimen especial”, aseguró. En su último año fiscal, el segmento de cannabis medicinal le representó ingresos por 78,7 millones de dólares canadienses -u$s 59 millones de acuerdo a la cotización actual-, un tercio de su facturación total.

Empresa de cannabis lanzará su propia línea de productos dermatológicos

Canopy, que hace unos meses confirmó su arribo a la Argentina, desembolsó u$s 54 millones para adquirir la británica This Works. La operación le permitirá a la firma lanzar su línea de productos para el cuidado de la piel con cannabidiol

Por el momento, la empresa ya incorporó a un gerente Médico a su subsidiaria local y pronto sumará directivos para el área financiera, comercial y de asuntos públicos. Para fin de año esperan haber conformado un equipo de 10 personas y ya contar con oficinas en el país. Esta semana, Duerto se reunirá con Antonio Droghetti, brasileño que se desempeña como managing directorregional, para informarle sobre los avances de la operación en este mercado. Asimismo, el argentino planea viajar pronto a Smith Falls, ciudad en Ontario en la que la compañía tiene sus HQ, para realizar un entrenamiento intensivo.

“Creo que para 2020 o 2021 ya va a haber bastante información al respecto. Los países abrieron el juego para la investigación  y se está empezando a ver la potencialidad del cannabis como negocio”, aseveró. Y remarcó: “A medida que avance la regulación y esta le permita generar ingresos, Canopy lo va a hacer”. Según sus estados financieros del primer trimestre del año, correspondiente al período marzo-junio, el segmento internacional reportó ingresos por u$s 7,8 millones.

Actualmente, Canopy está liderada por Mark Zekulin y en búsqueda de alguien que se desempeñe como director ejecutivo junto a él. En julio, la firma decidió despedir a Bruce Linton, encargado de su fundación en 2013 y, hasta el momento, coCEO. Producto de su expansión, el holding registró pérdidas netas por u$s 502,5 millones en su ejercicio 2018/2019 y de u$s 960,7 millones durante el primer trimestre de 2019/2020.
 

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo