El Cronista Comercial

El derrumbe en las ventas llega también al Programa Ahora 12

De casi $ 20.000 millones de ventas en octubre pasado cayó a menos de $ 8000 millones en febrero, última cifra disponible del Ministerio de la Producción. Esta baja se da pese al alza de precios por la inflación.

El derrumbe en las ventas llega también al Programa Ahora 12

Pese al alza en el índice de inflación, que lleva a que en términos monetarios puedan llegar a aumentar las ventas aunque bajen en cantidades, con el Ahora 12  las ventas se derrumbaron a menos de la mitad en apenas cuatro meses: de $ 19.715 millones en octubre pasado se redujeron a $ 7780 millones en febrero pasado, último dato disponible del Ministerio de la Producción.

En noviembre habían caído a $ 13.036 millones, en diciembre a $ 8312 millones y en enero a $ 8209 millones. Vale aclarar que comprar de jueves a domingos con el Ahora 12 tiene un costo financiero total del 44%, muy por debajo del 161% que tienen las 12 cuotas por fuera del programa del Gobierno.

Independientemente de la tasa y el costo financiero de operar en 12 cuotas, hoy tenemos un consumidor que mira más a corto plazo, ya que tiene incertidumbre sobre variables futuras”, advierte Damian Di Pace, director de la consultora Focus Market.

A su entender, se trata de un consumidor que se pregunta si su salario futuro podrá pagar las cuotas que está asumiendo en el presente, y de alguien que está inquieto por si la inflación evoluciona, ya que no tiene certeza si tendrá ingreso disponible excedente para cubrir esta deuda.

La experiencia pasada le juega en contra a este plan de financiamiento al consumo, ya que antes el salario futuro le ganaba a la cuota. “En este tipo de programas se financian bienes durables como electrodomésticos, informática, electrónica, que hoy por hoy no están siendo reemplazados a pesar que las empresas han recurrido a jornadas como Electrofest, uniendo al canal comercial e industrial generando fuertes descuentos de hasta el 50% en algunos casos”, describe Di Pace.

Santiago Padua, vicepresidente de CFA Society Argentina, entiende el problema viene por el lado de oferta (los negocios ya no ofrecen cuotas sin interés porque financieramente no les sirve) y por la demanda (la gente no se quiere comprometer a tener que pagar algo por 12 meses porque, por la incertidumbre, no se sabe si lo va a poder pagar dado que las expectativas de tasa de desempleo van en aumento): “Ambos datos, caída en consumo y caída de operaciones a 12 cuotas, van de la mano de la incertidumbre que hay en el proceso electoral en el cual todavía no está definido quiénes serán los candidatos y qué pasará en los próximos días”.

Padua va directo a las cifras: las ventas minoristas en enero (último dato disponible según Indec) cayeron un 10,5% en términos interanuales, mientras que las ventas mayoristas cayeron un 15,2%.

“Ambos datos muestran que lo peor de la crisis de consumo no pasó. Esto se explica por diversos motivos: inflación que no cede (sumado a expectativas de inflación que van en aumento), fuerte retracción del poder adquisitivo (salario real que todavía no recupera lo perdido el año pasado) y tasas de interés elevadas (que restringen la capacidad de financiamiento a través de tarjetas de crédito)”, comenta Padua.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo