El Cronista Comercial
LUNES 22/07/2019

DIA perdió más de 350 millones de euros e investigará a sus ex CEOs

La cadena española anunció sus resultados de 2018. Cuál fue el impacto de la Argentina en sus números finales

DIA perdió más de 350 millones de euros e investigará a sus ex CEOs

"Probablemente, el más difícil desde la fundación de la compañía", declaró Borja de la Cierva, CEO de DIA, en relación a 2018. Es que la cadena española de supermercados cerró 2018 con una pérdida de 352,58 millones de euros, frente aun beneficio de 101,2 millones registrado en 2017. Además, el mismo día que anunció sus resultados, la empresa informó que denunció ante la Justicia que detectó irregularidades contables en sus operaciones de España y Brasil, lo que, junto a "otros errores" encontrados, la llevó a revisar, también, sus balances de ejercicios previos. Además, por otras maniobras financieras, se investiga el accionar de los anteriores CEOs de DIA, Ricardo Currás (2011/18) y Antonio Coto (de fugaz paso entre agosto y diciembre del año pasado).

Tras anunciar el rojo del año pasado, DIA presentó su plan estratégico 2018-2023 y anticipó que recortará hasta 2100 empleos en España, casi un 10% de su plantel en ese país.

DIA indicó que su resultado operativo (ebitda) se redujo 47,8%, a 246 millones de euros. Las ventas brutas cayeron 14,9%, a 9390 millones. Los números reflejan un impacto negativo por las nuevas normas contables aplicables a la Argentina, cuyo entorno "hiperinflacionario" -según la regulación internacional- significó le costó 94,3 millones de euros, en ventas netas, y 36,3 millones, en el ebitda.

La empresa concluyó el ejercicio con una deuda neta de 1452 millones de euros, 506 millones más que a fines de 2017. Los gastos financieros crecieron 59%, hasta 84,9 millones de euros, debido al "mayor volumen de deuda media acumulada durante al año, así como al aumento de los intereses, particularmente, en la Argentina".

El balance consolidado de DIA refleja fondos propios negativos en 166 millones de euros, lo que supone causa de disolución. Por eso, el consejo de administración aprobó el acuerdo de refinanciación firmado el 31 de diciembre, que incluye una ampliación de capital por 600 millones y la venta de algunos activos no estratégicos.

Con relación a las maniobras cuestionadas, en su memoria anual, elaborada por KPMG, DIA sostuvo: "Las investigaciones realizadas pusieron de manifiesto la existencia de prácticas irregulares que habrían sido realizadas por determinados empleados y directivos (incluyendo algunos de los anteriores miembros de la alta dirección de la compañía), eludiendo los controles internos establecidos por la sociedad".

Estas prácticas irregulares se produjeron en España y Brasil. La investigación se inició después de octubre, cuando DIA revisó sus resultados y redujo de 110 millones a 90 millones de euro su beneficio correspondiente a ese año. Lo atribuyó a sobre-estimaciones realizadas al cierre de ese ejercicio en los descuentos comerciales a percibir de proveedores. En tal sentido, estudia reclamarles a sus ex CEOs que devuelvan sus bonus, si se demuestra que los cobraron en base a información "falsa o inexacta".

Currás cobró 2,55 millones de euros en 2018. Por su parte, Coto percibió 261.000 euros por sus cuatro meses de gestión.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo