El Cronista Comercial

Coronavirus: los empresarios argentinos ven una recuperación más lenta que los de Brasil

Estiman que la crisis puede durar entre seis meses y un año y medio, mientras que en el país vecino proyectan sólo de uno a tres meses

Coronavirus: los empresarios argentinos ven una recuperación más lenta que los de Brasil

La crisis generada por el coronavirus impactó, especialmente, en la generación de nuevos ingresos y en el volumen de los negocios de las empresas, que buscan una salida financiera a la coyuntura, a través de renegociaciones en distintas áreas, la adopción de medidas extraordinarias, otras de asistencia de los gobiernos y, en ciertos casos, con algunos recortes, según un estudio elaborado por LIDE (Grupo de Líderes Empresariales) Argentina, a partir de una encuesta a líderes empresarios de Brasil y la Argentina.

Si bien hay coincidencias en uno y otro país con respecto al efecto de la pandemia en sus negocios, el informe reveló que los empresarios brasileños son más optimistas que los argentinos al evaluar la duración de esta crisis: en el país vecino, el 65,7% proyecta que la recuperación se dará en uno a tres meses. En cambio, en la Argentina el 63,3% estima que demorará entre seis meses y un año y medio en resolverse esta crisis. Incluso, el 26,7% opinó que sus efectos se prolongarán más allá del año y medio.

Sin embargo, pese a estas diferencias en las proyecciones de duración de la crisis, los empresarios de ambos países dan por hecho un escenario de transformación que perdurará en el tiempo, un camino inequívoco hacia la “nueva normalidad”, destacaron desde LIDE Argentina. 

La mayoría manifestó haber implementado cambios en sus empresas que están destinados a permanecer incluso superada la crisis, como variantes en los productos, canales de venta y modelos de negocio, cuando superada la pandemia se ingrese a la “nueva normalidad”.

Tanto en Brasil como en Argentina, los empresarios encuestados destacaron que el mayor impacto de la crisis y el aislamiento se notó en la facturación de sus compañías; debieron reorganizar sus equipos de trabajo para realizar las tareas en forma remota y readecuar los procesos y herramientas de producción a la nueva coyuntura. Además, a ambos lados de la frontera precisaron que cambió el vínculo con sus clientes y el modo de contacto por la cuarentena, por lo cual debieron migrar ventas hacia canales de digitalización o “touchless”. 

Sin embargo, tanto en la Argentina como en Brasil, los líderes empresariales manifestaron confianza en que sus empresas podrán superar esta instancia crítica, aunque con transformaciones y, en algunos casos, ajustes. En la Argentina, casi el 30 % de los líderes encuestados considera que es una buena oportunidad para invertir en el negocio de cara al futuro.

La encuesta, realizada entre líderes empresarios de ambos países entre fines de abril e inicios de mayo, también reveló que, en ambos países, consideran que, a nivel general y dentro de las compañías, debe haber un proceso de apertura gradual del aislamiento para comenzar a reactivar los sistemas. Solo una porción menor, en ambos casos, considera que estas medidas no son necesarias o que no podrán cumplirlas, en resguardo de la supervivencia del negocio.

En Argentina, entre las medidas hacia la apertura del aislamiento destacaron que apuntan a parcializar el regreso de los empleados y el trabajo remoto para cuidar a sus colaboradores. En Brasil, la mayoría aseguró que deberá continuar el aislamiento, reanudando algunas actividades y, también con el respaldo de medidas económicas.

  

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar