El Cronista Comercial

Cuadras de cola en los súper, sitios colgados y demoras en entregas por temor a la cuarentena total

Ante una posible cuarentena total por el coronavirus, los clientes corrieron a hacer las compras desde temprano por todos los medios. Colapso virtual, caos real

Coronavirus: Supermercados en problemas con sitios colgados, demoras en entregas y largas filas en las sucursales

Los supermercados están desbordados por la cantidad de clientes que están recibiendo en sus sucursales y sus plataformas de comercio electrónico, a raíz del stockeo de productos en medio de la situación de emergencia por el avance del coronavirus en la Argentina.

El caos empezó el jueves, pero se intensificó con el correr de los días, sobre todo cuando comenzó a hablarse de una inminente cuarentena total. "El jueves y el viernes de la semana anterior fueron tremendos. El fin de semana también, aunque aflojó un poco por la lluvia del sábado y notamos otra baja el domingo a la tarde-noche. El lunes y el martes estuvimos más tranquilos, pero hoy a la tarde la situación empeoró", le dijo a quien escribe una cajera de una sucursal de Palermo de Coto este miércoles por la noche.

En otra tienda de la misma cadena, ya había cola esta mañana antes de que abriera. Es que, a partir de los rumores que empezaron a circular sobre una cuarentena obligatoria que el Gobierno establecería en las próximas horas, se disparó otro pico de consumo: filas de más de dos cuadras en la calle para ingresar a los locales, larga espera para agarrar changuitos y demoras en las cajas son algunas de las fotos que se repiten en este momento. 

Hasta el fin de semana, se podía realizar compras online en las principales cadenas del país y recibir los pedidos a domicilio sin mayores inconvenientes, pero en las últimas horas, debido al aumento de la demanda, las plataformas virtuales terminaron por colapsar. Los envíos que antes llegaban en 24 o 48 horas ahora llegan en aproximadamente cinco días, con suerte. En algunas páginas, hay una demora de hasta una semana.

"Dado el contexto de público conocimiento, el nivel de servicio habitual que ofrecemos en Coto puede verse afectado. Estamos realizando nuestro mayor esfuerzo para acelerar la reposición de productos y el cobro en las cajas, junto al envío de pedidos a domicilio. Sin embargo, los tiempos habituales de entrega pueden extenderse debido a la gran demanda que experimentamos. Agradecemos tu comprensión y paciencia. Te pedimos disculpas por los inconvenientes", sostiene un mensaje que aparece apenas se ingresa a Coto digital. 

En su cuenta oficial de Twitter, el supermercado aseguró que "extremó las medidas de prevención" y está ocupándose "de los aspectos operativos a fin de seguir los protocolos de prevención indicados por las autoridades sanitarias".

En Jumbo, Disco y Vea (marcas pertenecientes al grupo chileno Cencosud) ocurre algo similar. En los tres sitios web se lee el mismo mensaje:  

Consultado por El Cronista, desde Cencosud puntualizaron en que entre los productos más demandados se encuentran los de farmacia: "El alcohol en gel y etílico, principalmente, y los repelentes son algunos de los faltantes. Trabajamos junto a proveedores para su reposición, a pesar del número elevado de personas que visitan nuestros supermercados y las páginas web".

En tanto, Walmart maneja "una ventana de tiempo de cinco días para envíos". "Dado que el volumen de pedidos en nuestra tienda online se incrementó en un 50% desde el viernes hasta hoy, tenemos una demora en la entrega", le explicaron desde la empresa a este medio. La firma ya había registrado un aumento del 30% de las compras virtuales entre el jueves y el viernes de la semana pasada. 

La filial local de la cadena estadounidense emitió una serie de consejos para evitar el amontanamiento, entre los que se destacan mantener una distancia mínima del resto de las personas, concurrir sin niños y que sea una sola persona la que realice la compra por grupo familiar, evitar el uso de efectivo y optar por medios de pago electrónicos y ser "prudentes" con las cantidades que se compran.

En Carrefour, también es difícil hacer compras online. La app no determina el tiempo de entrega y el sitio web mostraba esta mañana como primera fecha de recepión el próximo jueves 26. Más tarde, era imposible avanzar en la compra.

"Debido al contexto actual y la alta demanda, la preparación y la entrega de los pedidos online puede sufrir demoras. Desde Carrefour queremos reafirmar nuestro compromiso con ustedes para brindarles el mejor servicio", asegura en su plataforma la compañía.

A comienzos de la semana, los supermercados establecieron distintas medidas para cuidar a los clientes más vulnerables: los mayores de 65 años. Entre ellas, un horario especial de atención para las personas que pertenecen a ese sector etario. El primero que lo fijó fue Carrefour. Los adultos mayores tienen acceso exclusivo a las sucursales de la cadena francesa de lunes a sábado entre las 7 y 8.30 horas. Disco siguió sus pasos y dispuso un horario parecido: abre sus comercios de 7 a 8 de la mañana solo para ellos.

Shopping