El Cronista Comercial

Complot cierra sus locales en shoppings y despide a 50 empleados

La marca de ropa se retira de los centros comerciales y baja las persianas de 10 sucursales. Los gremios piden una conciliación obligatoria y que la compañía dé marcha atrás con la medida

Complot cierra sus locales en shoppings y despide a 50 empleados

En plena cuarentena por el coronavirus y con un funcionamiento limitado por las restricciones que impone el aislamiento, la marca de indumentaria Complot cierra todos sus locales en los shoppings y despide a más de 50 empleados que trabajan allí.

La empresa envió telegramas de despido en las últimas horas, informándoles a los trabajadores de las sucursales de los centros comerciales que quedan desvinculados ante el cierre de estos puntos de venta.

En la actualidad, la empresa posee 20 locales en la Ciudad y la provincia de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe, de los cuales 10 se encuentran ubicados en shoppings. Los otros 10 son comercios a la calle, que, por el momento, tienen estipulado reabrir cuando la situación lo permita.

El 60% de las búsquedas laborales se congelaron en la cuarentena

Antes de la pandemia del coronavirus, las perspectivas de empleo para este año eran poco promisorias. Con la llegada del Covid-19, las expectativas se derrumbaron y el mercado laboral se frenó. Entre suspensiones, reducciones de sueldos y despidos, aproximadamente el 60% de las búsquedas laborales que estaban activas se congelaron en la cuarentena .

Así, la salida de Complot de los centros comerciales afecta a las sucursales del Alto Palermo, Distrito Arcos, el Solar de la Abadía, Abasto Shopping, Alto Avellaneda, Unicenter, Devoto Shopping, Caballito Shopping, Plaza Oeste y Patio Olmos.

Según le relataron a este medio empleados desvinculados, la empresa justificó su decisión alegando que se trata de una medida de "fuerza mayor" en el marco de la pandemia. Así se observa también en los telegramas de despidos que la compañía envió. "Le comunicamos que, por causa de fuerza mayor que obliga a proceder al cierre del local comercial ubicado en el shopping Plaza Oeste, donde Ud. prestaba tareas, queda despedida a partir del día de la fecha", se lee en uno de ellos. 

"Los textos que nos mandaron son todos iguales, cambia solamente el nombre del shopping en cuestión", aseguró una empleada de la marca. "Ayer nos empezaron a llegar las cartas documento. Despidieron incluso a muchas compañeras con antigüedad de más de 10 años sin ningún tipo de aviso o comunicación previa", explicó otra trabajadora desvinculada de la empresa a El Cronista, que aseguró que recibieron la totalidad del pago del salario correspondiente a marzo.

En las redes sociales, una empleada apuntó directamente a los propietarios de la firma: “Carlos Levy Daniel, Romina Levy Daniel y Diego Levy Daniel son los dueños, quienes facturaron millones de pesos a lo largo de estos años y hoy dejan en la calle a todos sus empleados en medio de una situación muy compleja e ilegalmente”. Ante la consulta de El Cronista, la compañía prefirió no dar declaraciones al respecto.

                

Los empleados de la marca están representados por dos entidades gremiales. Quienes prestan tareas para los locales propios de la compañía −bajo la razón Texturas y Diseños S.A− están nucleados por el Sindicato de Empleados Textiles De La Industria y Afines (Setia); mientras quien se desempeñan en las franquicias −bajo la razón social Romina Lidia Levy Daniel, Diego Alberto Levy Daniel, David Roberto Levy Daniel SH− están englobados por el Sindicato de Empleados de Comercio. Según le explicaron a este medio fuentes de la industria, aproximadamente la mitad de los locales de Complot son propios de la firma y los restantes, franquicias.

Los gremios, que tomaron conocimiento de lo ocurrido esta tarde, le solicitaron a la compañía que de marcha atrás con la medida y buscan iniciar una conciliación obligatoria en el Ministerio de Trabajo de la Nación. José Minaberrigaray, secretario general de Setia, señaló que la decisión fue "sorpresiva". "La compañía no había registrado deudas en el pago de los sueldos ni tenía pendientes los aportes patronales", afirmó.

"Hasta comienzos de esta semana, negociamos con la empresa un plan de suspensiones laborales, según lo previsto en el artículo 223 bis de la ley de contrato de trabajo. Ya se realizaron acuerdos de este tipo con otras empresas del rubro, dadas las circunstancias, y se lograron pagos de hasta el 85% del salario neto. Todo indicaba que íbamos a hacer lo mismo con Complot. Pero después del lunes no volvimos a tener otra comunicación y hoy nos desayunamos con esto. Queremos que retrotraigan la medida", indicó Minaberrigaray.

Desde el Sindicato de Empleados de Comercio, aseguraron que están haciendo "las averiguaciones pertinentes" y aclararon que, en todo caso, "se va a hacer la denuncia ante el Ministerio de Trabajo para defender los derechos de los trabajadores".

Según fuentes del sector, la empresa apuesta a reconvertir su modelo de negocios en este momento de crisis, teniendo en cuenta el panorama que se avecina una vez terminada la pandemia. "En línea con los planes de otras compañías del mercado nacional, la firma prevé reforzar su tienda online y quedarse solo con algunos locales, ya que mantener las sucursales de los shoppings resulta muy costoso, considerando el gasto en alquileres y expensas. Sostener esta estructura es inviable en el mediano-largo plazo", comentaron.

Con el objetivo de salvar las ventas en este contexto, la marca sigue vendiendo sus productos a través de su plataforma virtual, con una promoción que ofrece seis cuotas sin interés abonando con distintas tarjetas de crédito y free shipping en compras superiores a $ 4000.

Shopping