El Cronista Comercial

Como Galperin y otros empresarios argentinos, Gustavo Grobocopatel se radicó en Uruguay

10Está desde hace casi un año en Colonia. Renunció a la presidencia de Los Grobo, aunque conservará su participación accionaria. Dice que, desde el país vecino, hará consultoría y buscará oportunidades de expansión internacional para el holding agropecuario que fundó su familia

Como Galperin y otros empresarios argentinos, Gustavo Grobocopatel se radicó en Uruguay

A través de la Comisión Nacional de Valores (CNV), Los Grobo Agropecuaria anunció la renuncia del presidente de la firma, Gustavo Grobocopatel.

El Responsable de Relaciones con el Mercado de Los Grobo, Diego V. Ales Gandolfo, firmó la carta en donde anuncia que "el Sr. Gustavo Fabián Grobocopatel ha comunicado a la Sociedad la renuncia a su cargo de director titular y presidente de la Sociedad con efectos a partir del 14 de octubre de 2020, la cual fue debidamente aceptada por el Directorio en el día de la fecha".

En consecuencia, el vicepresidente Santiago Cotter ejercerá la presidencia del Directorio hasta que la próxima Asamblea General Ordinaria de accionistas designe al reemplazante definitivo del director saliente. Además, el Directorio resolvió designar interinamente para el cargo de directora titular a Matilde Karina Grobocopatel, quien fuera designada directora suplente por la Asamblea General Ordinaria y Extraordinaria de accionistas de la Sociedad celebrada el 29 de octubre de 2019.

"Se informa que la renuncia del Sr. Gustavo Grobocopatel a su cargo de director titular y presidente de la Sociedad no fue intempestiva y responde estrictamente a motivos personales", agrega.

Radicado en Uruguay, en una carta que envió a la empresa y que hizo llegar al diario La Nación, Gustavo Grobocopatel señala: "Con el correr del tiempo he ido pensando qué me gustaría hacer y dónde desarrollarlo. Encontré hace varios años un lugar en Uruguay. La llegada de la pandemia, su prolongación en el tiempo y los riesgos que supone para la salud, aceleraron ese proceso y hace casi un año estoy viviendo aquí"

"Conozco bien esta orilla, en la que he trabajado muchos años. He aprendido a querer este lugar y su gente, tan similares a mi tierra bonaerense. Por este motivo, dejaré en los próximos días la presidencia de la compañía, manteniendo sin cambios mi participación accionaria en las empresas del grupo y enfocaré mis esfuerzos profesionales en la búsqueda de oportunidades de expansión internacional de Los Grobo y en las actividades de consultoría que quiero desarrollar en distintos lugares del mundo", agrega.

"Mis afectos y mis sueños viven y seguirán viviendo junto a los de ustedes. Somos parte de una fantástica gesta a la que nos sumamos hace casi 40 años: transformar el interior con un desarrollo sustentable en el más amplio sentido de la palabra", concluye.

Sobre Los Grobo

La compañía describe que los comienzos se remontan a la figura de Don Bernardo Grobocopatel, quien llegó a América en 1910 para desempeñarse como contratista rural. En 1984, su segundo hijo, Adolfo, fundó Los Grobo Agropecuaria, una empresa cuyos propietarios finales habrían de ser sus cuatro hijos. "En aquel momento tenían sólo cinco empleados, un camión, sus oficinas en un garaje y producían 3500 hectáreas", describen.

A 10 años de su fundación, Los Grobo llegó a cultivar casi 70.000 hectáreas y en el año 2001 recibió la certificación ISO 9001.2000 convirtiéndose en la primer empresa productora de cultivos extensivos del mundo en obtenerla.

Por aquellos días, los hermanos deciden elegirse como socios e inician el camino del Grupo Los Grobo. Además de Los Grobo Agropecuaria, ya habían iniciado su desembarco en Uruguay al asociarse con un productor local para fundar ADP y comenzaban a incursionar en lo que sería la División Industrial del Grupo al incorporar su primer molino harinero en la ciudad de Bahía Blanca.

A través de los años, Los Grobo se fueron consolidando como grandes productores, acopiadores, proveedores de servicios y agroindustriales.

Tras la experiencia de Uruguay, la compañía replicó su modelo de negocios en Paraguay, y unos años más tarde, en Brasil en donde se asociarían a la firma Mitsubishi Corporation para venderle luego la totalidad del paquete accionario, habiendo triplicado sus ingresos netos.

En 2013 adquieren Agrofina una empresa líder en el negocio de Protección de Cultivos, que sintetiza y formula fitosanitarios de alto valor, y cuenta con un laboratorio de Investigación y Desarrollo.