El Cronista Comercial

Güimpi, la pizzería que hace un año casi desaparece y ahora, en plena pandemia, planea crecer

La familia fundadora recuperó su histórica ubicación en Palermo, a metros de la Plaza Güemes, y rebautizó la marca como 'La Nueva Güimpi'. Pese a la cuarentana, proyecta abrir dos locales antes de 2021 y, después, cinco locales por año. Cada uno costará u$s 20.000, en promedio

Cerró, la tomó el sindicato y volvió a manos de sus fundadores: la historia de la tradicional pizzería Güimpi que planea abrir dos locales este año

Hace un año, la tradicional pizzería Güimpi estuvo a punto de desaparecer. Su histórico local de la calle Salguero, a metros de la plaza Güemes, fue tomado por el Sindicato de Pasteleros y estuvo al borde del cierre. Pero la familia fundadora recuperó el negocio que tuvo durante 40 años, y ahora, pese al golpe que significó la pandemia, piensa en expandirse

Rebautizada como "La Nueva Güimpi", la marca tiene pendientes dos aperturas antes del 31 de diciembre y, a futuro, prevé inaugurar cinco locales por año. "La cuarentena pospuso nuestros planes, pero lejos de caerse, siguen en pie. En noviembre, esperamos abrir dos sucursales propias en Caballito y Belgrano. Estamos cerrando los contratos. En 2021, sumaremos franquicias", asegura Luis Defelipe, dueño de La Nueva Güimpi.

En 2015, y a sus 85 años, su tío, Francisco Sampone, fundador de la pizzería, decidió dejar el negocio y se desprendió de 15 locales. Algunos cerraron. Otros quedaron en manos de familiares, como el que está a metros del Botánico y el de Villa Crespo, que continúan funcionando con el antiguo nombre.

El local de Salguero no corrió la misma suerte. El fondo de comercio se vendió y, al poco tiempo, se desmoronó. 

"Estuvo mal manejado. Después de que regularizó su situación impositiva y los pagos a empleados, tomamos posesión del local en septiembre del año pasado y lo remodelamos completamente. En diciembre, ya lo habilitamos", señala Defelipe, quien también brinda servicios de gastronomía en eventos, con sus foodtrucks Food Truck Argentina y La Gran Arepa, que participaron en eventos como LollaPalooza y Buenos Aires Market.

La Nueva Güimpi piensa expandirse, en una primera etapa, por la Ciudad y por el Gran Buenos Aires y, más adelante, llegar al interior. Montar una franquicia de la marca rondará alrededor de u$s 20.000. "No queremos que se convierta en una cadena grande. La idea es tener superficies pequeñas, con costos fijos bajos, tres empleados y pocas mesas, apoyándonos en el take-away y el delivery", dice.

La pizzería es conocida por sus porciones de fugazzetta rellena y sus empanadas, elegidas por los vecinos de la zona y los taxistas. Fue, también, un clásico del mediodía para los alumnos del centenario Colegio Guadalupe, ubicado a 100 metros del local.

"La gente viene a comer parada. Muchos lo hacen en el auto o de pasada", dice su dueño. Cuando, en cuarentena, se habilitó el take-away, los clientes retiraban su compra y la saboreaban en la plaza, agrega.

Si bien el salón no es su fuerte, las ventas se resintieron desde el inicio del aislamiento. "Recibimos el permiso para funcionar con cuatro mesas en la vereda y los protocolos correspondientes. Aunque nunca cerramos durante el confinamiento, el consumo mermó. Ahora, estamos un 50% abajo comparado al nivel previo a la pandemia, cuando vendíamos entre 500 y 800 pizzas por día, explica Defelipe.

Para él, fue clave congelar los precios. "Ofrecemos los mismos valores que en diciembre. Aunque la materia prima aumentó, hicimos acuerdos con los proveedores y bajamos los costos sin resignar la calidad", detalla. 

También es clave la apuesta por la digitalización y la actualización de su propuesta gastronómica. Actualmente, las ventas en la sucursal representan el 70% del total, mientras que el 30% restante se lo lleva la entrega a domicilio, entre las plataformas Rappi y PedidosYa , y el delivery propio.   

El 70% de los clientes ya abona con la aplicación de MercadoPago. "Nos facilita el cobro y nos ahorra la compra o el alquiler de dispositivos como el posnet y el costo de su mantenimiento. Ya lo usábamos en los foodtrucks, con buenos resultados", reconoce Defelipe.

El local se encuentra adherido a la categoría "Descuentos cerca tuyo" en la app de MercadoPago, que le permite al usuario ponerse en contacto directamente con la marca a través de WhatsApp. En estos cobros online, los comercios se ahorran el pago de la comisión que las plataformas de delivery les cobran y sólo abonan el costo de la transacción. 

También, La Nueva Güimpi trabaja para seducir a los jóvenes paladares. Además de ofrecer pizza al molde, como le gusta a sus clientes leales, cocina su producto estrella a la piedra, en un estilo americano. 

Además de sus típicos platos nacionales −como el locro, milanesas y la cazuela de cordero patagónico−, amplió su menú e incorporó nuevos sabores en empanadas, como bondiola braseada. "Tratamos de aggiornarnos a los tiempos que corren, sin perder la mística", concluye Defelipe.

Shopping