El Cronista Comercial

Buquebus ofrece frecuencias de domingos a viernes entre Buenos Aires y Montevideo

La empresa tiene pasajes disonibles para determinados días de la semana, amparada en un par de decretos del gobierno uruguayo. La medida coincide con un plan piloto de Argentina de incentivar el turismo de compras de uruguayos en Buenos Aires

Buquebus ofrece frecuencias de domingos a viernes entre Buenos Aires y Montevideo

"Nuevos viajes.¿Querés viajar en la frecencia de primavera?", así luce la página web de Buquebus a través de la cual se comenzó a vender pasajes entre Buenos Aires y Montevideo todos los lunes, jueves y viernes en octubre, y de domingos a viernes a partir de noviembre.

La medida aplica exclusivamente para argentinos o residentes regresando a la Argentina, y a uruguayos o residentes regresando al Uruguay, según los decretos 104/ 020 y 159/ 020.

Quienes quieran viajar deberán llenar algunos formularios de "frecuencias especiales" (que aparecen en la página web y se pueden descargar) y se aclara que se debe cumplir cuarentena obligatoria establecida por las autoridades argentinas y uruguayas.

En caso de que los pasajeros no lo hagan, las autoridades podrán inhabilitarlos a embarcar y estarán sujetos a las normas que cada país dena por la violación de la cuarentena.

Sobre las medidas de seguridad e higiene para el viaje, se aclara que los pasajeros deberán firmar un formulario médico-declaración jurada (test de covid-19 negativo) y llevar tapaboca propio. Serán hisopados antes de embarcar e ingresando a Uruguay, no requiriéndose hisopado para ingresar al territorio argentino.

Buquebus eliminó el proceso de preembarque (para minimizar el contacto) y los pasajeros deberán permanecer sentados durante todo el trayecto salvo para acceder a los sanitarios, con previa autorización del personal de cabina, entre otras medidas.

La iniciativa de Buquebus surge poco después de que el gobierno de Argentina anunciara, el 10 de octubre, que prepara un plan piloto para que los uruguayos crucen a comprar a Buenos Aires, en un intento de reotar el turismo en ese país luego de meses de cuarentena y que ingresen dólares al mercado local. También se estarán realizando pruebas piloto en Bariloche y en otras zonas del país vecino en noviembre.

Sectores en Uruguay

Hace unas semanas el presidente de ese país, Luis Lacalle Pou, dijo que aún no estaban en condiciones para asegurar que, cuando empiecen los meses de la temporada de verano, se iban a tener las fronteras abiertas con Argentina y Brasil, pero que se estaban buscando opciones.

“Se nos viene una decisión bien difícil que atenta directamente contra una base económica importante del país como lo es el turismo”, dijo en el marco del Foro virtual ABC EspañaUruguay Mirando el futuro.

El presidente de la Cámara de Turismo, Juan Martínez, declaró a El Observador que estaban preocupados por la frágil situación del sector si no se abrían las fronteras pronto. “Propusimos al gobierno algunas formas de apertura controlada y segura de las fronteras para el turismo del exterior”, declaró.

Francisco Rodríguez, presidente de la Asociación de Hoteles y Restaurantes del Uruguay (AHRU) dijo que este n de semana (largo, por el feriado del 12 de octubre) se han manejado bien algunos destinos del este del país y en las termas, pero que tres días no alcanzan para levantar la industria del Uruguay.

“El cierre de fronteras no nos permite visualizar la reactivación este año”, señaló.  

Habitualmente la industria turística uruguaya genera u$s 1800 millones, pero lleva alrededor de u$s 350 en lo que va del año, según datos de la Cámara de Turismo.