El Cronista Comercial

Alberto Calvo, de grupo Dabra: "Esta situación nos preocupa, pero no nos asusta y sabemos que cambiar rápido mejorará el negocio"

El flamante gerente general cuenta que la compañía, dueña de las cadenas Dexter, Moov y StockCenter, apuesta por el comercio electrónico.

Alberto Calvo, de grupo Dabra:

Por estos días Alberto Calvo tenía previsto viajar a Japón para ver a Los Pumas en el Mundial de Rugby. Pero su nombramiento como gerente general de Grupo Dabra, empresa dueña de las cadenas de indumentaria deportiva Dexter, Moov y StockCenter, obligaron al ex número uno de Netshoes en la Argentina a cambiar de planes, vender las entradas que ya había adquirido y quedarse en el país.

Calvo, que había llegado a la compañía en abril, cuando Grupo Dabra había comprado la operación local del e-commerce brasileño, asume el cargo en un momento complicado, con años de caída del consumo y con la misión de integrar los negocios físico y online.

"Aunque son momentos difíciles, la empresa supo adaptar su propuesta a la realidad actual, con un mix de productos más adecuado. Esta situación nos preocupa. pero no nos asusta y sabemos que el hecho de tener que cambiar rápido nos va a asegurar no solo la supervivencia,sino también negocios que puedan seguir creciendo", expresa.

¿Por qué grupo Dabra compró Netshoes y qué espera de esa operación?

Creo que hicieron una muy buena lectura de hacia dónde va el mercado y cómo los consumidores están interactuando con las marcas y con el retail. Hoy el mundo físico y el online interactúan todo el tiempo. Tener la integración de los dos canales era fundamental para cualquier cadena de indumentaria deportiva.

Las marcas de Dabra ya tenían sus propios canales de venta online. Ahora con Netshoes, ¿buscan potenciar esa operación?

Está muy comprobado que el approach hacia el online es diferente del físico. Básicamente lo que hicieron fue acortar la curva de aprendizaje al comprar una compañía como Netshoes. El desafío ahora es integrar los dos mundos.

Venimos de años con caída del consumo, pero el comercio electrónico crece a doble dígito...

Según la última encuesta de la CACE, en el primer semestre el e-commerce creció un 56% con respecto al año anterior. Eso es un volumen total transaccionado de $152.000 millones, que es un número importante. Es mucha más gente que hace más transacciones todo el tiempo. Del lado físico, aunque son momentos difíciles, hay que entender cada categoría en particular. Además, el hecho de tener 120 locales en todo el país, hace que uno pueda tener la sensibilidad de cada región, que se viene comportando de manera distinta.

Uno de los desafíos del comercio electrónico es la logística de última milla, que en la Argentina es complicada, ¿qué hace falta para que el comercio electrónico siga creciendo?

Lo que vimos en los últimos años es una reconversión muy fuerte de los operadores logísticos, para salir de la entrega de sobres u pasar a paquetería. No te voy a decir que estamos en un estado óptimo, pero hubo grandes avances.

En Estados Unidos se puede hacer un seguimiento en tiempo real del paquete...

En Netshoes existe el tracking online, gracias a la integración de sistemas del retail, con los sistemas de los proveedores logísticos. Pero necesitamos que todo el mundo esté a la altura de eso, pera que sea una práctica generalizada.

¿Qué se puede cambiar de la experiencia de compra en una tienda física para hacerla más agradable?

Hay una migración muy fuerte y muy rápida de lo meramente transaccional a realmente poder crear una experiencia de compra satisfactoria. Hay un proceso de reeducación de los vendedores, que no sean invasivos, que puedan ayudar a la elección de la persona y que no traten de empujar un producto en particular. Además, agregar tecnología en los puntos de venta es uno de los pilares para convertir la compra en una experiencia.

El rubro de indumentaria deportiva tiene un componente que sostiene el consumo en tiempos de crisis, porque la ropa de un club de fútbol se sigue vendiendo...

El mercado deportivo está lejos de ser monoproducto. El local más chico tiene más de 1000 productos distintos en oferta. Siempre va a haber en la oferta algo que se acomode a la necesidad de cada momento. Y hay toda otra parte que tiene que ver con la industria de la pasión. Si tu equipo de fútbol gana y aparece una camiseta nueva, la gente la quiere tener. Ese negocio sigue y es muy fuerte y es ajeno a la crisis.

¿Qué va a pasar con Netshoes argentina una vez que venza el acuerdo de marca?

Hay un montón de opciones. Estamos estudiando cuál es la mejor. Y queremos ver cómo se puede usar la integración con el portfolio de marcas actuales para que se potencien. La propuesta de Netshoes es muy poderosa, queremos ver cómo se puede mantener.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo