El Cronista Comercial

Ágil y sin fronteras: así será el futuro del trabajo

Más allá de saber cuán profunda será la transformación digital en cada empresa, en la Argentina la mirada está puesta, sobre todo, en el corto plazo: qué sucederá con leyes como la del teletrabajo y con la pérdida de puestos laborales, que ya muestra cifras que encienden las alarmas

Ágil y sin fronteras: así será el futuro del trabajo

El aggiornamiento a la virtualidad sigue siendo tema de discusión y surgen preocupaciones como qué profesiones ya no serán necesarias, la solidaridad para contener a quienes padecen la doble crisis del país y cómo ser innovador en un mundo incierto. Si bien el 58% de los trabajadores cree que mejorará su calidad de vida laboral, según un estudio de la Udesa y Microsoft Argentina, el reto para los profesionales es ponerle un límite a la jornada laboral, pues el 75% siente que está más horas que antes frente a la pantalla.

Maximiliano Schellhas, director General de Staffing de Randstad, sostiene que uno de los valores más importantes para lo que se viene es la solidaridad. "Las firmas y el Estado deben tener consciencia que para sostener los puestos de trabajo será preciso hacer algo para la gente que no lo tiene".

Juan Martin, Country Manager de Lenovo, coincide: "2021 será un desafío en cuanto a la generación de empleo y el fortalecimiento de las industrias. Llevará tiempo trasformar las cifras del desempleo a un dígito. El reto será crear empleos menos vulnerables".

"La agilidad tiene que estar en la estructura de las compañías, la meta tiene que estar trazada y debe ser medida para saber si llegás o no", advierte Juan Galo Martínez Nigro, CEO de Readiness.

Paula Molinari, fundadora de Whalecom, dice: "El peligro es actuar con la lógica del pasado. Es clave pensar al management como un sistema de creencias, un modelo mental que se traduce en una forma de hacer las cosas".

"El desarrollo en redes sociales, las aplicaciones en IA, la flexibilidad laboral y la diversidad e inclusión serán los pilares al formar equipos", describe Adrián De Grazia, director General de Intel Argentina.

En cuanto al teletrabajo, casi todos coinciden en que iremos a un esquema híbrido. "Los colaboradores necesitan del vínculo personal con sus equipos, lo que podría transformarse en una modalidad mixta", observa Natalia Cascardo, directora de Cultura de Apex America.

Pero hay que ver "qué sucede con la ley de Teletrabajo. Es necesaria una reglamentación para aclarar puntos difusos", advierte Ariel Andrés Vázquez, responsable de la licenciatura en RR.HH. en UADE.

"Las empresas que mantuvieron su actividad encontrarán una disponibilidad de profesionales con muy buen nivel de formación, capacitación y experiencia, que les permitirá incorporar talento para equipos", opina Hernán Scotti, director RR.HH. de DIA Argentina.

"Los líderes que solo lideraban con la cabeza y las manos, tendrán que sumar el corazón, deberán inspirar y empoderar a sus equipos", detalla Alejandro Mascó, socio de MR Partners.

Por su parte, Carlos Abril, CEO de Atos para la región austral, sostiene que el concepto de liderazgo evolucionó a un "perfil más conciliador, empático, y visionario, capaz de inspirar. Y es necesaria una dimensión más relacionada con la gestión multicultural".

"Comunicar las razones del cambio y que se acompañe con técnicas, procesos y herramientas será fundamental para que la organización acompañe", explica Nicolás Pereira, socio gerente de Interlim Argentina.

Todos debemos estar preparados para mejorar la empleabilidad. Débora Querchi, HR Manager de Pgk Consultores, señala a la competencia intercultural como un aspecto a cultivar. "Hay un mundo conectado que requiere una preparación en idiomas y conocimientos para que la brecha cultural no nos impida adaptarnos a diferentes equipos y escenarios", cuenta.

Las firmas deberán identificar "qué habilidades deben adquirir sus talentos para garantizar que tengan acceso a los recursos que pueden ayudarlos a desarrollarse. Tal aprendizaje puede hacerse con miras a una rápida redistribución en diferentes partes de un negocio", dice Edgardo Besimsky, gerente de Gestión de Talentos y Compensaciones de Willis Towers Watson Argentina.

"Según el WEF, en cinco años el 35% de las habilidades que hoy son esenciales cambiarán. Se demandarán personas con habilidades laborales avanzadas y especializadas", opina Alexandra Manera, directora de RR.HH. del Grupo Adecco Argentina & Uruguay.

"Agilidad de aprendizaje, flexibilidad y adaptación a entornos cambiantes, trabajo en equipo, empatía, humildad, resiliencia, creatividad y habilidades comunicacionales son claves. Sin dejar de lado la importancia de las habilidades de emocionales o socioemocionales", agrega María Mercedes Autunno, directora de la Escuela de Negocios de IDEA.

¿Qué carreras serán las más demandadas? Mercedes MacPherson, CT&DO de Globant, dice: "Surgen carreras con gran demanda vinculadas al mundo digital: Marketing Digital o expertos en UX. Ingeniería seguirá en pie, pero habrá foco en IA, ciencia de datos y biotecnología".

"La transformación digital seguirá en alza. Los profesionales que ayuden a expandir los negocios online serán requeridos, así como quienes asistan en innovaciones que permitan llevar a las empresas hacia un desempeño más sustentable", adelanta Martín Pando, director de RR.HH. de Kimberly-Clark para Latinoamérica Sur.

"La tecnología debe ayudar a construir una sociedad más sostenible. Las industrias están reinventando sus procesos y el uso de tecnologías de vanguardia, junto a un análisis inteligente de los datos, pueden acercarnos a un futuro más eficiente", suma Walter Barbieri, director de Barbieri.

En el mercado local hay otras urgencias que marcan la agenda. Como indica Sebastián Rago, Managing Partner de Wall Chase, se valorarán más las posiciones que "faciliten el ingreso de dólares. Quienes tienen experiencia en el sector de exportación van a ver fortalecidos su posición y sus proyectos".

El funcionamiento de los equipos cambiará. "Una persona pertenecerá a más de un equipo durante un tiempo o en simultáneo. Se vuelve más fuerte la identidad como organización y los propósitos de los equipos serán más circunstanciales", analiza Leandro Maggi, director de RR.HH. de PMI para la región.

"La gestión será más ágil. Los líderes deberán empoderar a su gente. La comunicación pasa a ser clave para que todo el equipo esté alineado. Las estructuras se irán achatando: el micromanagement debe desaparecer, los proyectos se trabajarán mediante células y el liderazgo será situacional", define Jorge Habif, director de RR.HH. de La Caja.

Juliana Repetto, socia fundadora de Bond Talent, suma que los equipos "se focalizarán en la creación de valor que surge de la cocreación. En un principio esto llevará más tiempo hasta que se incorpore y aprenda este nuevo modo de trabajar".

El mercado laboral no solo cambiará por las profesiones demandadas, sino también en el cómo. "Será más competitivo y federal, incluso internacional. No solo para los trabajadores sino también para los empleadores, que tendremos que adaptarnos", dice Matías Saladino, HR Manager de Accion Point.

"Los profesionales argentinos siempre han sido un nicho tentador para muchas empresas en diversos países por la calidad y variedad de su formación. La posibilidad del trabajo remoto es una oportunidad para que los profesionales puedan expandirse más allá de las fronteras sin moverse de su país. A esto se agrega la nueva figura de trabajar por proyectos", suma Nora Gross, gerente de Selección y Headhunting de Expertise Consultores.

Julio Pegorini, director de RR.HH. de PepsiCo Cono Sur, hace foco en cómo serán las oficinas. "Los headquarters serán espacios para compartir, celebrar y convivir. Las empresas necesitamos atraer juventud, y para eso debemos darle un por qué venir a encontrarse en sus lugares de empleo", define.

"Las grandes oficinas cerradas posiblemente se vean cuestionadas y esto ya afecta al sector inmobiliario. Ya no tendrá sentido armar estructuras laborales estrictas de 9 a 18, con medios de transporte colapsados. El futuro del trabajo trae nuevos esquemas más flexibles", detalla Clara Pintos, principal de Glue Executive Search.

Para Sebastián Peña, director ejecutivo de RR.HH. s de Etermax, "la gestión de la oficina, el mobiliario y el fichaje perdieron relevancia y la ganó nuevamente el individuo. Los líderes eran animados a tratar a todos por igual, pero hoy se ve que cada persona y cada realidad es diferente. Descentralizar el management y empoderar a los distintos niveles permite navegar este presente complejo".

"Los nuevos contratos se adaptarán a las nuevas formas, donde sabemos que lo más importante no es la cuestión formal, sino la alineación en propósito y valores de los objetivos individuales con los de la compañía", afirma Leandro Perasso, director del Área de Personas de Itaú Argentina.

Las reuniones también cambiarán. "A futuro, van a ser más cortas y tácticas. Van a estar más claros los tipos de reuniones y las herramientas a ser utilizadas. Vamos a tener más espacio para aprender y para dedicarle a nuestros equipos", detalla Érica Zamora, VP de Gente en Cervecería y Maltería Quilmes.

"El trabajo tradicional tiene dos pilares: el espacio y el tiempo. La base tradicional es que uno trabaja en un espacio común con sus colegas en un horario preestablecido. Ambos pilares hoy se están desconfigurando, dando lugar al concepto de wherever whenever y al trabajo por objetivos. Los ambientes y rutinas laborales comienzan a ser instrumentos del trabajador", cierra Damián Wachowicz, director de Bayton Group.