U$D

SÁBADO 15/12/2018
Dólar Banco Nación
/
Merval

Málaga, una perla en la Costa del Sol

En el extremo oeste del mar Mediterráneo y al sur de la península ibérica se encuentra una de las ciudades más antiguas de Europa, que también es una de las más cautivantes de España.

En la comunidad autónoma de Andalucía y a orillas del Mediterráneo se levanta una ciudad que fue fundada por los fenicios en el siglo VIII a.C.: Málaga, un destino turístico privilegiado en la Costa del Sol. Al ser una de las ciudades más antiguas de Europa, a la que han habitado griegos, romanos, bizantinos, visigodos y árabes, su historia y su patrimonio cultural son tan abundantes como las inolvidables postales que ofrecen sus paisajes de playas interminables enmarcadas por edificios y montañas.

Con numerosos campos de golf, restaurantes de lujo, spa y centros de belleza, sumados a sus seis meses al año de clima veraniego, la Costa del Sol es el rincón de Andalucía preferido por los millonarios españoles que se asientan desde hace décadas en Banús, Marbella y Estepona, sus zonas más fastuosas.

La buena noticia para los turistas de todo el mundo es que las playas que se emplazan al oeste de Málaga, cuyo acceso en el pasado estaba restringido a los apellidos aristocráticos, desarrollaron propuestas para todos los bolsillos y perfiles de viajeros. Termas, golf, deportes acuáticos, una agitada vida nocturna y pueblos de casitas blancas que parecen estar colgados de las laderas montañosas completan el paisaje de lujo y belleza natural que este destino ofrece. Un posible recorrido comienza en el centro histórico de Málaga, donde se fusionan construcciones antiquísimas como el Teatro Romano (siglo I a.C.) y la renacentista Catedral Basílica de la Encarnación (1931) con el estilo andaluz característico de la región. Otros puntos imperdibles de esta área son dos de las construcciones árabes mejor conservadas de España: la fortaleza conocida como el castillo de Gibralfaro que fue construida por los fenicios en el siglo VII a.C., y la Alcazaba de la época musulmana que data del siglo XI.

Si bien sus construcciones antiguas ofrecen una posibilidad única de acercarse a la historia del Viejo Mundo, las costas de Málaga son su atractivo principal por excelencia: El Palo, Torremolinos, Fuengirola, Marbella, Puerto Banús, Estepona y Manilva son paradas ineludibles en un recorrido por la Costa del Sol.

Escapadas imperdibles

En Torremolinos, a 12 kilómetros de la ciudad de Málaga, se encuentra una de las zonas más pintorescas de la costa: La Carihuela, un antiguo barrio de pescadores con sus típicos restaurantes de pescados y mariscos. Cerca de allí, la serena plaza de Benalmádena ofrece una intensa vida nocturna con una amplia variedad de restaurantes, bares y el casino de Torrequebrada. A solo 17 kilómetros vale la pena visitar el municipio de Fuengirola, que cuenta con atracciones muy distintas entre sí, como el Castillo Sohail, la villa romana y el parque de atracciones Tivoli World.

A poco más de 30 kilómetros de Fuengirola se encuentra la capital turística de la zona: Marbella. A los pies de la Sierra Blanca, el casco antiguo es el registro del pasado árabe en el presente de la Costa del Sol. Por su parte, el paseo marítimo recorre siete kilómetros de pisos de mármol hasta Puerto Banús, uno de los puntos más lujosos de este destino.

>

En esta zona, las tiendas de Hermes, Prada y Versace comparten el protagonismo con los hoteles de lujo y los yates amarrados en sus costas.

Desde Marbella, basta con conducir media hora por la Autovía del Mediterráneo para llegar a otro de los puntos más glamorosos de Málaga: Estepona. Más allá de sus playas de arena fina y clara, es indispensable recorrer su paseo marítimo, el faro de Punta Doncella y el famoso orquidario con sus cúpulas y cascadas. Sin dudas, éste es el cierre perfecto para un viaje a un destino inolvidable.

El paraíso de los golfistas

La Costa del Sol es también conocida como la Costa del Golf, ya que ostenta la mayor concentración de campos de golf de Europa continental. Tal es la relevancia de este deporte en la zona, que en 2017 el golf atrajo a más de 300.000 aficionados que llegaron a sus costas para conocer los famosos campos de Málaga. Los courts de mayor renombre se emplazan en Marbella, Estepona y Benahavís, pero hay otros 45 links diseminados por toda la provincia. Allí, pese a que se tienda a suponer lo contrario, las tarifas para jugar tienen precios bastante razonables de acuerdo con los green fees internacionales. Asimismo, los golf resorts como el Hotel Alhaurin (www.alhauringolf.com) o el Río Real (www.rioreal.com) ofrecen clínicas especiales en distintos momentos del año o green fees preferenciales incluidos en las tarifas del alojamiento.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés