Viernes  18 de Enero de 2019

Comercio exterior: el colchón del dólar es cada vez más fino

La inflación registrada en el último cuatrimestre del año y las modificaciones impositivas surgidas como subproducto de la crisis, en forma paulatina, comenzaron a erosionar la ventaja competitiva que había generado la devaluación del 100%. Cómo incidirán la presión tributaria sobre los exportadores, los cambios en el Mercosur y el año electoral en su evolución.

Comercio exterior: el colchón del dólar es cada vez más fino

La fuerte suba del dólar registrada en 2018, superior al 100%, abrió expectativas positivas para los exportadores argentinos de todos los sectores en términos de competitividad cambiaria. Pero la inflación registrada en el último cuatrimestre del año y las modificaciones impositivas surgidas como subproducto de la crisis, en forma paulatina, comenzaron a erosionar esa ventaja competitiva.

Los analistas destacan que la reducción de ese beneficio no es alarmante y que diversos factores incidirán en su evolución, como la presión tributaria sobre los exportadores, los cambios en el Mercosur y la tensión que el año electoral le agregue a los mercados.

"Desde que se cerró el segundo acuerdo con el FMI, se perdió competitividad por varias vías", dice Lorenzo Sigaut Gravina, director de Ecolatina. Explica que el tipo de cambio cayó algo en términos nominales, ya que llegó a superar los $40 y actualmente fluctúa entre $37 y $38, y mucho más en términos reales, dado que el último cuatrimestre del año acumuló más de 17 puntos porcentuales de inflación.

Sumado a esto, el economista destaca que el coletazo fiscal de la crisis también se llevó parte de la mejora generada por la devaluación. "Si se mira el tipo de cambio real efectivo, neto de impuestos, retenciones y subsidios, hay que agregar otros 10 puntos. La presión tributaria para los exportadores, tanto de bienes como servicios, alcanzó su nivel más alto de los últimos años", agrega.

El Indice de Tipo de Cambio Real Multilateral, que publica el Banco Central, se ubicó en 118,2 en diciembre pasado. Refleja una caída en relación al pico de septiembre (135,6) pero se ubica claramente por encima del 93,1 de enero de 2018 (ver gráfico). "Algo de competitividad se perdió", explica en base a esos datos Amilcar Collante, economista de CeSur, quien hace la comparación con el momento más "disruptive" de la suba del dólar. "Y algo se seguirá perdiendo", advierte.

Para el analista, "hay una lógica de apreciación del tipo de cambio real y es esperable que eso continúe durante el primer cuatrimestre del año. La economía va a consumir menos dólares y todo indica que la política monetaria va a ser cautelosa. Otro factor que colabora con la apreciación cambiaria es que el gobierno decidió concentrar los aumentos de tarifas en la primera mitad del año. Eso mete más presión para que las tasas no bajen".

Juan Carlos Barboza, economista jefe del Banco Itaú, coincide en que la apreciación se extenderá pero por poco tiempo: "Si bien en el corto plazo se observa una tendencia a la apreciación del peso en términos reales, el tipo de cambio todavía sigue siendo competitivo. La devaluación de 2018 fue tan fuerte que la inflación de los últimos meses no alcanzó a borrar sus efectos en términos de competitividad, el dólar sigue estando caro." En Itaú estiman que se llegará a diciembre de 2019 con un tipo de cambio real similar al de diciembre de 2018, considerando una inflación del 30%.

Los analistas advierten que, una vez pasado este período de estabilidad cambiaria y apreciación real, lo que ocurra con el tipo de cambio dependerá del panorama electoral. "Si a medida que se acercan las elecciones hay incertidumbre por el resultado y se percibe un riesgo de reversión de determinadas políticas puede haber presiones sobre el tipo de cambio, aún cuando las tasas de interés sean altas. Pero eso podría ocurrir recién hacia el segundo o tercer trimestre del año, no antes," dice Barboza.

Para Collante, "lo que le va a poner pimienta al tipo de cambio va a ser la política. La erosión del tipo de cambio real multilateral va a ir de la mano de las elecciones. Siempre que hay ruido político, hay mayor volatilidad en el mercado cambiario".

A medida en que se acerquen las elecciones, el oficialismo podría verse frente a dos necesidades que se contraponen: sostener el tipo de cambio para no perder competitividad y mantener la tranquilidad cambiaria para evitar señales negativas a la hora de votar.

Desde el Gobierno prefieren no detenerse en ese eventual escenario y enfatizan que "2019 será el año de la exportación". Para la secretaria de Comercio Exterior, Marisa Bircher, "el tipo de cambio ha sido un factor que impacta, pero no consideramos que sea la única herramienta dinamizadora de las exportaciones. Llevamos tres meses consecutivos de resultado comercial superavitario. En noviembre, el saldo comercial fue de casi u$s 1.000 millones, el más alto desde junio de 2014".

La funcionaria destaca que en 2019 se desarrollará una agenda para impulsar el comercio exterior: "Continuaremos con la implementación del plan 'Argentina Exporta', enfocándonos en abrir nuevos mercados para que nuestros productos recorran el mundo, desarrollando acuerdos internacionales, eliminando trabas asociadas a la burocracia y ofreciendo financiamiento y herramientas simples para que cada vez más empresas exporten. En el marco de este plan trabajamos conjuntamente con la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional y la Cancillería para brindar acompañamiento a las empresas a través de acciones de promoción comercial asignadas a mercados estratégicos".

"Queremos que este año más PyMEs argentinas se animen a exportar. La clave es continuar facilitando el proceso exportador e insertar a nuestro país en el plano global de manera inteligente", agrega Bircher.

El impacto favorable de la mejora en la competitividad cambiaria se evidenció en toda la cadena exportadora sobre el final de 2018. Según cifras informadas por la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional, en noviembre las ventas externas alcanzaron los u$s 5.354 millones, lo que implica un crecimiento interanual del 14,5%. Ese monto está compuesto por Productos primarios (u$s 1.165 millones con suba interanual del 31%), Manufacturas agropecuarias (u$s 1.787 millones, 3%), Manufacturas industriales (u$s 1.865 millones, 9%) y Combustibles y energía (u$s 528 millones, 63,5%). En ese universo de productos vendidos al exterior, se destacaron la recuperación de las ventas a China de porotos de soja, de carne bovina a China y a Rusia y el surgimiento de envíos de alimentos como arándanos o langostinos a diferentes destinos.

Si se considera el período enero-noviembre, las exportaciones registran un crecimiento interanual del 4,5%, alcanzando los u$s 50.998 millones. El único segmento que muestra una caída del 9% en relación a igual período del año anterior es el de Productos Primarios, por el impacto de la sequía en las ventas de soja. Se destaca el crecimiento de las Manufacturas industriales, impulsado por el sector automotor, que alcanzaron ventas en el período por u$s 18.700 millones, con mayor crecimiento en volumen (7%) que en precios (2%). Para este último sector, Brasil representa su destino principal. La eventual reformulación del Mercosur, en el marco del vínculo que desarrolle la Argentina con el nuevo Gobierno brasileño, es otro de los temas centrales para el comercio exterior de este año, según coinciden los analistas (ver recuadro).

Para Collante, la expectativa para el desempeño de las exportaciones del año recién iniciado es alentadora en relación a lo ocurrido en 2018: "A diferencia de los últimos meses, en que la balanza comercial mejoró más por la caída de las importaciones que por la suba de las exportaciones, en 2019 las ventas al exterior debieran fortalecerse, pero no sólo por un mejor tipo de cambio. A eso se sumará la normalización de la actividad agroexportadora, que sufrió una fuerte sequía durante el año pasado".

Otros analistas, como Sigaut Gravina, tienen menos optimismo sobre cuánto margen cambiario le queda al país: "Si la situación fuera normal, el ajuste del tipo de cambio sería suficiente. Pero la Argentina todavía está en un contexto de mucha desconfianza y hay dudas sobre su capacidad de pago de deuda en moneda extranjera. No está claro cómo se va a financiar en el futuro, por lo que se necesita un equilibrio externo sólido y mostrar cierta capacidad de ahorro".

"Desde ese punto de vista, el ajuste cambiario puede no alcanzar. Hoy las importaciones caen, tanto por precio como por la recesión. Gracias a eso se llegó a un superávit de u$s 1.000 millones por mes. Pero si se recupera la actividad económica, aunque sea en forma moderada, las importaciones van a volver a crecer y el superávit para 2019 va a ser mucho menor", señala Sigaut Gravina.

Un dato a seguir de cerca por los exportadores es el piso de la "zona de no intervención" cambiaria. Según lo acordado en el marco del acuerdo con el FMI, ese límite se subirá un 2% por mes durante el primer trimestre. En marzo, el BCRA anunciará cuál será el criterio para el segundo trimestre. "Esa actualización de la banda cambiaria indicará a qué ritmo se adecuará el tipo de cambio en relación a la inflación", explica Sigaut Gravina.

En 2019, el Gobierno necesitará mantener un tipo de cambio firme para exportar y generar divisas pero, a la vez, no querrá sobresaltos cambiarios frente a las elecciones. Mientras pone en marcha su agenda de incentivos, aspira a que las exportaciones traigan algo de aire a una economía en recesión en un año electoral. n 3D

La apuesta por Brasil

Un ingrediente clave para el sector exportador argentino en 2019 será la evolución del Mercosur, que definirá la relación con Brasil, su principal socio comercial. Los resultados de la cumbre llevada a cabo esta semana entre los presidentes Mauricio Macri y Jair Bolsonaro todavía no permiten saber con precisión cuál es el futuro del bloque regional, pero son claros los vientos de cambio. En particular, el nuevo gobierno brasileño no oculta su intención de flexibilizar el esquema actual, con lo que surgen expectativas de que la era del arancel externo común pueda llegar a su fin.

"El futuro del Mercosur es un punto muy relevante para el comercio exterior argentino. Brasil compra un tercio de nuestras exportaciones de origen industrial. Si la Argentina pierde la preferencia arancelaria y Brasil nos reemplaza en esos productos por potencias exportadoras, ¿a quién le vamos a exportar?", advierte Sigaut Gravina.

Para Juan Carlos Barboza, del Banco Itaú, la clave en la relación comercial no pasará tanto por la coyuntura cambiaria, si no por lo exitosa que sea la flamante gestión de Bolsonaro: "En el comercio bilateral con Brasil, el movimiento del tipo de cambio real de los últimos meses no fue tan influyente, porque el real también se apreció y su paridad con el peso no varió demasiado. Para el desempeño de las exportaciones a Brasil, va a ser más importante el hecho de que la actividad económica brasileña tenga un crecimiento firme en el contexto del nuevo gobierno, que la evolución del tipo de cambio".

Desde el gobierno apuestan a que el crecimiento del país vecino será un factor reactivante. "En 2019 esperamos que la economía argentina crezca y avance, de la mano de ciertos factores como el crecimiento de la economía brasileña y el buen desempeño del sector agrícola", señala la secretaria de Comercio Exterior, Marisa Bircher.

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,000053,000057,0000
DÓLAR BLUE0,862156,500058,5000
DÓLAR CDO C/LIQ27,8147-55,8756
EURO0,869461,532661,5481
REAL-0,467813,456513,4669
BITCOIN2,984810.412,340010.413,8300
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS0,000057,1250
C.MONEY PRIV 1RA 1D-2,857168,0000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-2,816969,0000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000058,0000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)0,0000161,00161,00
CUPÓN PBI EN PESOS0,00001,811,81
DISC USD NY-1,324574,5075,50
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL-3,000027.982,9600
BOVESPA-2,6800100.011,2800
DOW JONES-1,770026.252,2400
S&P 500 INDEX-1,85872.922,9500
NASDAQ-2,24007.991,3880
FTSE 1000,14007.139,7600
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO-1,4895309,8413314,5262
TRIGO CHICAGO0,8026173,0629171,6850
MAIZ CHICAGO-1,1012141,4313143,0061
SOJA ROSARIO0,0000246,0000246,0000
PETROLEO BRENT-2,019458,710059,9200
PETROLEO WTI-3,071453,650055,3500
ORO1,65631.522,10001.497,3000